Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Tipos de pozole

Están muy cerca las fiestas patrias en México, y uno de los platillos típicos que más se consume en estas fechas, es sin duda el pozole. Porque de todas los platillos mexicanos populares, el pozole es el indicado para decir gritar: ¡Viva México!, ya sea por su sabor que es una delicia, hasta por la amplia diversidad que existe en cuanto a su preparación, en los cuales siempre están presentes los colores de la bandera nacional -verde, blanco y rojo-. Por ello, te mostramos algunas de las preparaciones más tradicionales de este exquisito platillo.  ¿Tú cuántos tipos conoces?

La palabra pozole deriva del náhuatl pozolli, que significa espuma; es de origen prehispánico y como prueba tenemos los registros de Bernardino de Sahagún, misionero franciscano. Se menciona que era preparado con carne humana; hasta que en los años 1700 y 1800, se empezó a cocinar como lo conocemos ahora, con variantes que complican enlistar todas las recetas de pozole; porque cada región e incluso familia, tiene una manera distinta de prepararlo.

 

Ahora, más comúnmente se prepara con carne de cerdo, porciones generosas de maíz – cacahuazintle- cocido y reventado; para después, en el plato pozolero -plato hondo-, se condimente con jugo de limón, sal, salsa picante o chile piquín molido, lechuga, rábanos rebanados, cebolla picada y orégano molido. Y en algunos casos como en el pozole verde, se agrega chicharrón de puerco y aguacate para acompañar.

El pozole blanco es el más conocido, pero existen pozoles típicos de algún estado o región, los más conocidos son el pozole verde – preparado con pepita de calabaza- del estado de Guerrero; el pozole rojo – con chile ancho- del estado de Jalisco, pero también hecho y consumido en otros estados, el pozole de camarón -hecho con camarones secos- se prepara en las costas de Colima, Jalisco y Nayarit.

Asimismo, existen otras preparaciones menos comunes como: el pozole batido – elaborado, después de cocer los granos de maíz hasta desintegrarse-; el pozole de elote – con granos de elote cocidos en caldo-, con variantes en Michoacán y Jalisco; el pozole de frijol -con granos de elote fresco y frijoles cocidos- tradicional de Guerrero y Sonora; el pozole de trigo – al que se le agrega trigo en vez de maíz- que se prepara en Michoacán, Estado de México y Sonora; o el pozole de Todos los Santos -con mole y maíz- tradicional de la mixteca poblana.

También checa Platillos mexicanos con historia.