Conoce estos tres extraordinarios lugares en la Ciudad de México, donde encontrarás verdaderas delicias preparadas con matcha. ¡Te encantarán!

Yume

matcha

Los vecinos de la Escandón clamaban por un buen lugar para desayunar, y Yume cumplió sus deseos. Comenzó como una galería con un pequeño servicio de cafetería, hasta que Juan Carstensen (Pan Comido y Chomp Chomp) se sumó al proyecto. El menú creció y los desayunos se extendieron hasta las cuatro de la tarde. Pero no fue todo: también se incorporaron a la oferta diversos productos de matcha. El matcha latte ya era un clásico, pero las galletas, las conchas y el brownie fueron muy bien recibidos. De aquí sales con la barriga llena, el corazón contento y algunas compras en la bolsa. CH. $90. Dónde. Sindicalismo s/n, Escandón. Tel. (55) 2614 2376.

Café Ruta de la Seda

matcha

En Coyoacán se encuentra este refugio para los amantes del té y la pastelería. Los ingredientes son orgánicos y una de sus peculiaridades es la llamativa oferta de delicias hechas a base de matcha. Tal es el caso del celebrado pastel Kioto, uno de esos platos que, para volverlo a probar, estarías dispuesto a cruzar toda la ciudad. Croissants, conchas y pasteles con chocolate o cheesecake son otras de las opciones que incluyen ese exquisito té en polvo. Si no te resulta suficiente, siempre puedes ordenar un matcha latte en su terraza, el espacio favorito de los asiduos. CH. $150. Dónde. Aurora 1, Coyoacán. caferutadelaseda.com

Zoku

matcha

Gracias a su extensa barra de sakes y a la meticulosa elección de sus ingredientes, el restaurante del chef Hiroshi no ha hecho más que recibir halagos. Sus postres no son ajenos a esto, y como lo esperábamos, una buena cantidad de las delicias de su carta están hechas con té verde; entre ellos destacamos el tradicional helado coronado con una pequeña fresa y el esponjoso pastel. Si de postres especiales hablamos, hay que hacer mención de la crème brûlée, un crujiente y cremoso postre que satisface al paladar más exigente. Pide uno por persona: es pequeño y no querrás compartirlo con nadie. CH. $550. Dónde. Durango 359, Roma.

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México