Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Tres años de María Ciento38

Los restaurantes van y vienen, sobretodo en lugares como Ciudad de México donde algunos cierran antes de cumplir el año o los dos años. Tres no hacen a un consolidado, pero definitivamente indica que un lugar va por buen camino, como María Ciento38. Aquí te dejamos cinco razones por las que creemos que deberías ir y dejarte consentir. Fotos: Arturo Mateos / Cortesía María Ciento38. 

 

Desayunos los fines de semana

 

María Ciento38

 

Es verdad que los desayunos son solo sábados y domingos, y que abren a las 10, pero definitivamente se volverán unos de tus favoritos. La sugerencia sin duda alguna son los huevos María, que básicamente es como comer una pizza en el desayuno y salirte con la tuya. Además, ya nos dijeron que tendrán opciones de cocteles con prosecco para hacer el fin más «bruncheable», así que conviene no perdérselo.

 

El Pan de María

 

María Ciento38

 

A la parte frontal de la casona del siglo XIX, ubicada en Santa María la Ribera, muy cerca del kiosco morisco de la colonia, encontrarás la versión más relajada de María Ciento38. El café es digno de probarse y de su pan dulce no dejes de probar el rol de canela que cuando sale inunda el lugar con su aroma. Los paquetes también son excelentes sobretodo si escoges el arancini de ragú o el panino de ensalada de papa, que suena contraintuitivo aunque realmente es suculento, como para chuparse los dedos si fuera necesario.

 

La carta de vinos

 

 

María Ciento38

 

Todo ha ido mejorando, incluida su selección de etiquetas que fue diseñada para maridar con los platillos del menú. Una de sus etiquetas más versátiles es Antonutti Collevento 921 Rosé, el cual es fresco, frutal y vibrante en boca. Lo cual lo vuelve ideal para iniciar la comida sobre todo con las deleitables albóndigas de sardinas (no solo para amantes de las sardinas, y sin espinas).

 

Gelato

 

María Ciento38

 

Sí, en muchos lados puede uno conseguir helado pero, como dijera un amigo, gelato no es helado. Claro que en ningún lugar de Ciudad de México, hasta donde yo sé, puedes conseguir gelato de fior di latte -queso fresco- elaborado con leche de búfala. Lo mejor es ya irte por lo más gordo y pedir un gelato briosh que es básicamente como suena: pan brioche relleno de helado.

 

¡Sfincione!

 

María Ciento38

 

Desde que presentaron esta pizza siciliana que lleva una mezcla de pan molido especiado, hongos, salsa pomodoro, queso provola affumicata, alcachofa y anchoas ha sido uno de mis platillos favoritos. Aunque la combinación pueda parecer que será muy salada, la verdad es que el balance es magnífico y te hace salivar desde que la hueles. Esperamos con ansia el siguiente aniversario, todo lo nuevo que siempre tienen en María Ciento38 y que se vuelva uno de los consolidados de la ciudad.  Dónde. Calle Santa María la Ribera 138, Col. Santa María la Ribera, Ciudad de México. Tel.  55 71592039. Cheque Promedio: desde $400 pesos por persona. mariaciento38.com.mx