El estado más pequeño de la República Mexicana resguarda grandes lugares llenos de tradición, naturaleza y cultura gastronómica. Aquí te compartimos tres poderosas razones para que inicies tu recorrido por Tlaxcala. Fotos: Charly Ramos, Carlos León y Adobe Stock. 

 

Cuna del pulque

 

La época de oro del pulque corresponde al Porfiriato, que fueron los años de apogeo para la industria, esto debido a la gran conectividad que otorgaron los ferrocarriles. Desde esos años, Tlaxcala fue -y es- uno de los principales proveedores de este elixir de los dioses.

Y la Hacienda Xochuca, ubicada en el municipio de Tlaxco, es prueba fehaciente. Se tiene registro de su existencia desde el año 1847, y en la actualidad se dedica al cultivo del maguey para la elaboración del pulque.

 

Tlaxcala

 

El dueño Guillermo Ramírez Flores, tercera generación dedicada a la industria del pulque, es el encargado de ofrecer tours dentro de las 150 hectáreas que conforman la hacienda. Aquí explorarás el crecimiento de los magueyes, cómo se extrae el aguamiel y se deja fermentar para covertirse en pulque.

En Tlaxcala no hay nada mejor que disfrutar de un día saboreando este fermentado y, para el bajón, opta por las delicias culinarias que ofrecen, como los tlacoyos de arberjón, la sopa de milpa y el pollo Xochuca, cocido con la penca del maguey, acompañado de papas. Costo: recorridos desde $130 por persona.

 

Delicias gastronómicas

 

El chef Francisco Molina te espera en el restaurante Evoka, que es un referente de la cocina en Tlaxcala. Aquí encontrarás preparaciones auténticas con ingredientes de la región y técnicas ancestrales. Como el volcán de escamoles con queso artesanal y puré de frijol orgánico o las sabrosas tortas de milanesa de rib eye con chalupa y salsa del día.

Recientemente, Tlaxcala recibió grandes propuestas gastronómicas, en un evento donde el restaurante Evoka fue la sede de la Ruta del Cerdo volumen V presentada por US Meat. El protagonista del menú de seis tiempos fue la proteína.

 

Gastronomía

 

La chef invitada Lula Martín del Campo se encargó en llevar a la mesa la tostada de chilorio, mientras que el chef anfitrión sorprendió con su chicharrón casero y pico de gallo verde de xoconostle con camarones; ambos se maridaron con un clamato hecho con salsas caseras y cerveza bien fría, lo que hizo destacar los atributos del cerdo.

Como platillo fuerte, la chef dueña de Cascabel y Marea Restaurante de Mar ofreció unos mejillones con chorizo, acompañados de ayocotes; la jugosidad del cerdo resaltó la suavidad de los frijoles. Para concluir la deliciosa experiencia, ante los ojos de los comensales abrió paso un helado de maíz bañado con chocolate y espolvoreado con trozos de tocino hecho por el chef Molina. Cheque Promedio en Evoka: $850 por persona.

 

Temporada de luciérnagas

 

Luciérnagas

 

Durante los meses de junio a agosto en Tlaxcala hay un espectáculo de la naturaleza que debes de vivir al menos una vez: noche de luciérnagas. Observa la danza de estos pequeños insectos que emanan su propia luz, te dará unas fotografías memorables; recuerda no utilizar flash para preservar a estas pequeñas amiguitas.

Te sugerimos contratar un tour para que puedas ir a los lugares privilegiados de los santuarios de las luciérnagas. No te pierdas los próximos eventos que Food and Travel está preparando especialmente para ti: una conjugación entre la gastronomía y la admiración de estos seres llenos de luz.

También te contamos de 5 destinos en México que lucen más bellos en época de lluvias. 

Te podría interesar

Más sobre Destinos México