Cinco platillos, cinco vinos y nueve canciones fueron el maridaje de una noche peculiar en el restaurante Alaia, donde el chef Israel Aretxiga consciente a sus comensales frecuentes con platillos vascos, pero también se da a la tarea de sorprender con cenas maridajes. Fotos: Cortesía / Juan Pablo Montes. 

Esta en particular fue un triple maridaje: comida + vino + jazz, que marcó el recibimiento oficial del otoño con colores rojizos que bañaban cada uno de los platos y que indudablemente jugaban con las sensaciones en la armonía de los sentidos.

 

restaurante Alaia

 

El primer tiempo, un milhojas de foie y sus carmines, junto a un cava CVM LAVDE, mientras sonaban “What’s up” e “Isn’t she lovely”, se sintió como un beso de otoño mientras las hojas caen y cubren el piso con sus colores y crujir.

El favorito de la noche, sin embargo, fueron los ravioles de cola de toro y hongos en un caldo espeso que hacía explotar los sabores. A eso había que sumarle el vino Crianza de Monte Real, y “I put a spell on you” seguida de “Rehab”; una oda melancólica, pero disfrutable.

 

restaurante Alaia

 

El cierre fue a ritmo de «Bohemian Rhapsody», con un postre llamado Sweet Rhapsody. Y mientras la rockera balada tocaba, Israel y su equipo salpicaban las mesas con macarones, bombones, salsas, ganche, helado, jaleas y más, en una mezcla sublime de color. Costo de la cena: $1,200 (Esta en particular). Dónde:  Canoa 80, Tizapán San Ángel. alaia.com.mx

También checa Restaurantes al sur de Ciudad de México. 

Te podría interesar

Más sobre Sabores

VER MÁS