Hace más de un siglo, James Buchanan decidió crear uno de los blends más conocidos del mundo. Para honrar la Casa, el maestro mezclador Keith Law, con más de 30 años de experiencia, diseñó Buchanan’s Master, un whisky que recibe más de 30 maltas de toda Escocia para hacer una mezcla única.

Los mejores mixólogos de Nuevo León

En busca de brindarle honor a esta tradición de los maestros y las mezclas, Buchanan’s México fue a la ciudad de Monterrey a buscar a algunos de los mejores chefs de la ciudad para realizar platillos increíbles. También buscaron a uno de los sobresalientes mixólogos de Nuevo León para que hiciera coctelería que maridara con cada tiempo de un menú fantástico.

Buchanan’s Master

Antes de la primera cena, el embajador de la marca, Matthieu Guerpillon hizo una cata de los diferentes whiskies de Buchanan’s para demostrar la perfección de los ensambles. Primero Deluxe 12 años, luego Master que no tiene años para no limitar la creatividad de Keith Law, y finalmente Special Reserve de 18 años. Luego ofreció a los invitados diferentes single malts de toda Escocia, en busca de que se dieran cuenta de lo difícil que es elaborar una mezcla exitosa que combine en armonía.

¿Y la cena en Buchanan’s Master?

Después, seguimos con la cena, la cual estará disponible completamente para el público en el restaurante Romero y Azahar los días 1 y 2 de abril. El costo por el menú de seis tiempos será de $600 MXN, $1,100 el maridaje.

Buchanan’s Master

El primer platillo en salir, fue la entrada del joven chef Rodrigo Rivera Río, de Koli, que era una sandía macerada en especias, un jocoque elaborado en casa, miel de mezquite, puré de frijol, nopal curado y nueces garapiñadas. Aunque imposible, la combinación resultó sublime, sobre todo con el primer trago del mixólogo Bruno Vega, del reconocido bar Maverick, un Bouleritz que llevaba Prosecco y hierba limón.

Luego hizo presencia el chicharrón norestense con burrata, pesto de pepita y conserva de naranjas de Montemorelos del gran chef Alberto Sentíes. Éste, aparentemente sencillo plato, puesto en una tortilla de harina recién hecha, equivalió a un asombroso mordisco de sabores regios bien representados. La sorpresa siguió cuando se combinaba con Atlanta, un elegante coctel con Buchanan’s Master con jarabes de té y especias.

Buchanan’s Master

El siguiente trago que presentó Bruno fue su reinterpretación del whisky sour, llevándolo a una complejidad equilibrada que llamó Scozzese Sour. Éste lo presentaron con el corte New York de Dante Ferrero, chef propietario de Alodé, perfectamente cocinado y acompañado con una salsa ahumada de fondo de carne y chile ancho y una coliflor al grill con aceite de ajo y romero. Ahí Bruno nos hizo saber que además de basarse en los sabores de Buchanan’s Master, también lo hizo en las personalidades de los diferentes maestros de los fogones, y como se requiere ser complejo para obtener algo sencillo, elegante y lleno de sabor.

¿Más platillos?

El otro plato fuerte fue presentado por el chef propietario de Romero y Azahar, Alfredo Villanueva. Él decidió exaltar los aromas a romero y cacao blanco del Buchanan’s Master a través de un pato en una costra de los mismos. También resaltó la naranja en una salsa de los jugos de la propia ave; sin embargo, con su nariz y paladar detecto una nota a camote, por eso acompañó su platillo con uno ligeramente quemado. Éste combinaba con un Rusticus, que resaltaba lo exótico a través de ajenjo y pepino.

Buchanan’s Master

Perfect serve, Buchanan’s Master

Antes del cierre, Denisse Theurel Thomas, de los reconocidos macarrones de Theurel & Thomas, hizo tres versiones para maridar con el llamado Perfect serve, Buchanan’s Master servido en las rocas con cáscara de naranja. La idea era resaltar diferentes notas del whisky: primero uno de chocolate para las notas más profundas y ahumadas, luego uno de mermelada de naranja para el lado más cítrico, frutal y fresco; finalmente una combinación de ambos para que la complejidad de la mezcla surja del vaso e impregne el paladar.

Luego llegó el hermano de Rodrigo, Daniel Rivera Río, el chef repostero de Koli, quien presumió el puro de James Buchanan. Nos indicó que primero probáramos una gomita ácida de manzana verde que se encontraba entre cenizas de almendra. Luego, dentro del puro encontraríamos diferentes partes: un ganash de chocolate, un spongecake de cítricos y un sponge de chocolate. Definitivamente un cierre memorable cuando se le daba un trago a la Mulata de Cordoba, un coctel parecido a un carajillo, donde se sentía la presencia del whisky, un dejo a chocolate y un retrogusto de café tostado.

Buchanan’s Master

Para cerrar, nos explicaron que; además de estar el menú completo el 1 y 2 de abril en Romero y Azahar; durante todo abril la gente de Monterrey encontraría cada platillo en el restaurante de cada uno de los maestros chefs, excepto el plato de Alberto Sentíes pues él no tiene lugar, sino empresa de catering. @BuchanansMexico

 

Te podría interesar

Manzanas, jugosa tentación

Manzanas, jugosa tentación

Las manzanas son una de las frutas más antiguas y carnosas con las que el hombre ha endulzado su paladar. Te contamos todo acerca de esta delicia de origen asiático que hoy nos deleita con sus más de siete mil variedades.

Más sobre Productos en Temporada

VER MÁS