Algunos restaurantes en la Ciudad de México logran transportarnos a otro sitio, haciéndonos sentir fuera del ajetreo citadino. Uno de ellos es el restaurante El Lago, que desde hace más de 50 años, es un punto de reunión para familias y parejas que buscan celebrar algún acontecimiento importante. Lo visitamos para conocer su nuevo menú de degustación que estará fijo en su carta.

El estilo minimalista y moderno del lugar armonizan perfecto con las vistas al Lago de Chapultepec y los árboles que lo rodean. Mientras admiras este paisaje, llega el menú degustación que consta de nueve tiempos. El primero de ellos es un tartar de atún, cuyo sabor recuerda al de un ceviche con mango, aguacate, cebolla y limón.

Los platillos fueron diseñados por el chef Jorge Sotelo, quien seleccionó las recetas más emblemáticas del restaurante. Por ejemplo la picadita de mole hecho en casa  preparada con maíz azul, guajolote, ajonjolí caramelizado, queso fresco, crema y cebolla.

El año pasado, el restaurante El Lago pasó por una remodelación que le otorgó una sensación de elegancia y amplitud. Sin embargo también conservó elementos sobre su identidad, como el tercer tiempo que es una crema calabaza de castilla con tocino, aceite de chiles y crotones, de sabores reconfortantes.

 

Para brindar, El Lago, en colaboración con la bodega El Cielo, del Valle de Guadalupe, lanzó su “vino de la casa”. Hecho especialmente para el restaurante con uva cabernet sauvignon, que reposó por 12 meses en barricas de roble francés.

Sus notas a frutas rojas y de toque ligeramente ahumado armonizan con los tres siguientes tiempos del menú: huachinango envuelto en hoja santa con berros y pimientos, bañados en salsa de jitomate ahumado; los ravioles de pato con salsa de huitlacoche, espolvoreados con queso Cotija y epazote; y el filete de res en costra de café con salsa de vino tinto, acompañado de puré de papa rústico y champiñones salteados.

Las porciones del menú son moderadas, lo que permite que cada platillo sea disfrutable. El cierre de la comilona se caracteriza por un dulce brownie de mole, ligeramente picosito, acompañado de un helado de café de olla suave y caliente. Al final, uno se queda con un sabor de boca como si hubiera comido en casa. Dónde: El Lago Mayor 2da. Sección del Bosque de Chapultepec. Cheque Promedio: $920 pesos. Teléfono: 5515 9586.

 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México

Tres años de María Ciento38

Tres años de María Ciento38

Es impresionante lo rápido que pasa el tiempo, y en poco tiempo María Ciento38 ya va a cumplir más de mil días abierto. Si todavía no has tenido oportunidad de pasar a conocerlo, aquí te dejamos algunas buenas razones para hacerlo.

VER MÁS