Usos del té tras la infusión

¡No las tire…! Después de su infusión, las hebras de té pueden utilizarse de múltiples formas. Prepárese para descubrir las posibilidades de hojas y brotes de la camellia sinensis más allá de la taza. Fotos: Escuela Mexicana de Té. 

En cualquier cata o taller de té, la pregunta surge: “¿cómo emplear las hojas después de la infusión?”. La respuesta, estimado lector, tiene tintes gastronómicos, cosméticos, desodorizantes, ecológicos. Vayamos por partes.

Entre las formas más simples, y lógicas, para aprovechar las hebras infundidas de té está el preparar composta casera. Mezcladas con tierra y residuos orgánicos, las hojas y brotes de camellia sinensis son capaces de llevar nutrientes, antioxidantes, vitaminas y todo un compendio de minerales a arbustos y vegetales en jardines y huertos. Los sacos de té también son útiles para este propósito, especialmente los fabricados con seda, papeles porosos y fibras naturales. Es importante evitar el uso de sacos con grapas metálicas y materiales sintéticos.

¿Desodorizante? Una de las amenazas más significativas a la hora de almacenar el té, es también una de sus mayores virtudes post-infusión: la camellia sinensis absorbe olores. Es bien sabido que tés puros y blends de té deben guardarse en contenedores herméticos, siempre por separado, para evitar contaminarlos con aromas y olores. Después de dar sabor a su taza, las hebras pueden secarse nuevamente y colocarse en bolsitas de tela o cestillos para, ahora sí, atrapar olores desagradables en refrigeradores, closets, espacios cerrados e incluso zapatos.

En el cuidado de la piel, las hebras infundidas también son valiosas. El té blanco, gracias a su altísimo contenido de compuestos antioxidantes (resultado de su corto proceso de manufactura), es perfecto para preparar faciales y baños revitalizantes. En Taiwán y China, por ejemplo, los brotes húmedos de té blanco suelen mezclarse con agua tibia para refrescar el rostro antes de dormir; no es casualidad que spas y centros de bienestar en todo el mundo utilicen las preciadas hojas de camellia en sus tratamientos.

La parte más deliciosa de esta entrega… Como especias y hierbas aromáticas, las hojas infundidas de té también ayudan a dar aroma y sabor a todo tipo de platillos. ¡Sí!, también aportan notables beneficios nutrimentales.

Ya le hemos platicado que, contrario a lo que se piensa, los usos gastronómicos de la camellia sinensis datan de tiempos inmemoriales. A mediados del siglo XIII, el imperio mongol demandaba anualmente millones de kilos de té a China, mismos que se intercambiaban por caballos; además de valorar sus cualidades digestivas, los mongoles consumían las hebras infundidas de Pu-erh como una verdura del día a día.

¿Cómo utilizar las hojas y brotes post-infusión? Salteados de hortalizas tiernas, ensaladas frutales, marinadas y rellenos para carnes, aderezos cremosos y vinagretas pueden enriquecerse añadiendo hebras de té blanco, verde y oolongs de baja oxidación finamente picados. Para terminar de convencerse, hay que probar. escueladete.mx