Descubriendo un Vail gourmet

 

Eddy viajó a este famoso poblado de estilo alpino, donde descubrió sorprendentes rincones gourmet, seleccionando su Top 10 de favoritos, que ahora comparte con nosotros.

Vail no solo cuenta con la segunda montaña de ski más grande de estados unidos y con extraordinarios festivales culturales de cine y música. la cocina es también otro de sus grandes atractivos. Aquí la escena gastronómica se renueva constantemente y sorprende con gratas experiencias, que sin duda lo convierten en un tour culinario indispensable para los aficionados no solo de los deportes invernales, sino de la buena comida.
Es muy probable que cuando este poblado del estado de colorado fue fundado en las montañas rocallosas a principios de los años 60, no fue precisamente pensado para ser un destino gastronómico, sino un gran resort para esquiadores ávidos de emociones fuertes. Aún así, hoy se ha convertido en un lugar cuya oferta culinaria, resulta una grata sorpresa que ofrece diversos restaurantes para todos los gustos y estilos, los cuales no tienen nada que pedirle a muchos sitios gourmet internacionales de añeja reputación.
Aquí también se sigue la tendencia de las grandes metrópolis gastronómicas, en la que los productos frescos de primera mano son las estrellas de la carta. muchos de los restaurantes ofrecen, además de vistas espectaculares e interesantes propuestas arquitectónicas, menús de temporada, ingredientes orgánicos e interesantes selecciones de vinos.
Es por ello que una guía gourmet de Vail me parece realmente indispensable. Éstos son algunos de mis restaurantes favoritos.

Sweet Basil: el de excelencia en Vail. Aunque este restaurante -situado en el corazón del poblado- funciona desde 1977, su propuesta culinaria está en constante innovación; el menú cambia de acuerdo a las estaciones. La escencia del lugar es el producto fresco de granjeros locales. Es importante reservar por lo menos un mes antes de las vacaciones de diciembre y semana santa.

La Bottega: el restaurante italiano elegido por los latinos. La propietaria, elizabetha, quien ama a los rollings stones y la canción «gasolina» de daddy yankee, es parte del éxito. A ella le gusta atender a sus clientes personalmente. Su esposo, el chef stephen Virionno, no es tan sociable, pero es un gran cocinero.Eel lugar es acogedor, sencillo y con muy buena comida, y entre la clientela te puedes encontrar a personalidades del jet set italiano, mexicano o español.

La Tour: Lourdes, una mexicana sibarita y su esposoPaul Ferszacca, crearon un restaurante de cocina contemporánea francesa. El foi es de los mejores que he comido. La carta de vinos tiene una buena selección de etiquetas con una correcta relación precio calidad, en la que destacan los pinot noir de Oregon, de los que los propietarios son grandes promotores.

Game Creek Restaurant: un lugar espectacular en la montaña al que solo puedes llegar en “Snowcat”, una especie de tractores que te transportan de noche a este restaurante que de día es exclusivo de socios que acuden esquiando. Los menús, de 3, 4 y 5 tiempos, están basados en los principios de la sustentabilidad, y una experiencia que no hay que perderse, es el menú de cinco tiempos servido en la Mesa del Chef. Si analizas bien la carta de vinos puedes encontrarte con magníficas sorpresas a precios de regalo. Recomiendo buscar por cosecha y por región.

Kelly Liken: relativamente nuevo. Tiene menos de 5 años y es considerado uno de los mejores restaurantes en Vail. Este lugar, de tono conservador pero moderno, ofrece cocina estacional elaborada en su mayoría con productos orgánicos de la región. El único pero son los altos precios en bebidas alcohólicas, incluso para los estándares de Vail.

The Little Diner: los mejores desayunos y almuerzos en la ciudad. Solo están abiertos desde las 7 am hasta alrededor de las 2 pm y únicamente cuentan con 20 asientos en una barra con la cocina abierta. No te dejan hablar por celular y los dueños atienden, cocinan y administran personalmente (aunque él haya sufrido un esguince en el tobillo, justo en la misma cocina y esté con muletas).

The 10th: el nuevo restaurante en Vail, cuyo nombre honra a los soldados de la Décima División de Montaña. Si estás en pleno Back Bowls de Vail y te da hambre, y no quieres ir a un self service, este lugar es ideal, ya que te atienden en la mesa, con manteles, buena vajilla, cristalería y personal muy bien capacitado. The 10th es la única opción para una comida con estilo después de una largo día de esquiar. El ambiente es moderno, acogedor y elegante. Y uno de sus highlights, además del servicio y la estupenda cocina estilo Moderna Alpina, es la maravillosa vista de la cordillera Gore Range, que se despliega detrás de un ventanal panorámico de doble vidrio, que protege de las bajas temperaturas. Sopa de cebolla caramelizada y queso brie, Meatloaf de ternera, Chili picante de cordero, Mejillones asados en madera y pan Brioche hecho en casa para remojar en una crema de tomate buenísima, son algunos de sus más destacados platillos.

Block 16 en el hotel The Sebastian: Lo primero que llama la atención es la espectacular cava de vinos circular que se encuentra al centro del restaurante. Ni hablar de la muy buena selección de etiquetas en su interior. La oferta gastronómica es de primera. Geniales los erizos con espuma y el pan brioche hecho en casa; es tan bueno que pedí unas rebanadas para desayunarlas al día siguiente. El hotel The Sebastian, propiedad de Alejandro Martí, cuenta con impresionates esculturas de la surrealista Leonora Carrington, así como con obra de Manuel Fleguerez, que por cierto está asegurada en $60 millones de dólares.

Elway’s: otro de los super nuevos restaurantes de Vail. Competir en Colorado con un restaurante de carne, no es nada fácil, pero este sitio logra ponerse a la cabeza gracias a la estupenda calidad de la carne que aquí se maneja y a la buena fama que adquirió el nombre gracias a sus dos antecesores en Denver. Uno de los propietarios es el jugador de futbol americano y dos veces ganador del Superbowl, John Elway, quien se asoció con su gran amigo Tim Schmidt para abrir estos magníficos Steak Houses en Colorado.

Larkspur: situado a un lado del Vail Ski Resort, este acogedor restaurante de ambiente contemporáneo, destaca por sus preparaciones culinarias de estilo americano con toques modernos, en las que utilizan hierbas y vegetales verdes cultivados ahí mismo, así como verduras locales en su totalidad. De sus mayores atractivos (además de sus platillos) son el pan hecho en casa, el agua de la casa (que viene de las Rocallosas) y su buena oferta de creativos cocteles. Imposible no terminar la cena con la tabla de quesos artesanales y un buen vino de postre.