Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Villa Cora, Florencia: placeres aristocráticos

Cuenta la leyenda que hace casi 150 años, el barón Gustave Oppenheim decidió construir esta suntuosa morada para su joven esposa. Villa Cora fue diseñada por los arquitectos italianos Pietro Comparini y Giuseppe Poggi, cuando Florencia era la capital de Italia. Durante este tiempo ha pertenecido a varios dueños; a finales de 1960 se convirtió en hotel, aunque nuevamente se vio abandonado. Fotos: Cortesía Villa Cora, Florencia. 

Después de tres años de restauración, en 2010 volvió a abrir sus 44 habitaciones y suites, distribuidas entre la villa principal y las dos adyacentes. En la primera se encuentran 29 habitaciones divididas en cuatro pisos, cada uno con su estilo propio.

 

La planta baja es conocida como el piso noble, y se caracteriza por sus maravillosos frescos; el segundo está dedicado a la ex emperatriz Eugenia, viuda de Napoleón III y algún tiempo dueña del inmueble. Su flor favorita eran las rosas, por lo que están presentes en la decoración y en los jardines. El tercer piso lo dedican a las culturas de Oriente, de ahí su acentuado estilo morisco. La joya es la junior suite 401 que ocupa el cuarto piso. Se accede a través de un elevador privado y tanto los muebles  como los cuadros rememoran los años 50 en Estados Unidos. Además, la Follie es una villa privada con dos habitaciones ubicada en el borde del parque que rodea Villa Cora.

Por su parte, Villino Eugenia, con sus vistas al famoso Jardín de Bóboli, es una pequeña casa de huéspedes con 13 habitaciones decoradas al estilo burgués del siglo XIX.

En esta se encuentra también el Spa Bené y se conecta con la villa principal a través de un túnel subterráneo. Disfrutarás de tres salas de tratamiento, tepidarium (cuarto tibio estilo romano), sauna, hammam, gimnasio, sala para masajes en pareja y otra con bañera, la cual está reservada para los tratamientos de balneoterapia. Los masajes van desde los que llevan técnicas asiáticas hasta europeas, e incluyen colaboraciones con prestigiosas empresas cosméticas, como la de la gurú Sarah Chapman, reconocida por su línea de belleza facial.

El restaurante ofrece gastronomía clásica italiana de la mano del chef ejecutivo Alessandro Liberatore. En su menú, los ingredientes que regala cada estación son las estrellas, y los usa en preparaciones sencillas para lograr sabores francos. Si vas en primavera y verano, podrás visitar Le Bistrot, que se encuentra junto a la alberca entre los grandes robles donde el panorama y la brisa veraniega complementan el colorido menú de temporada. Prueba desde un risotto con azafrán, queso, salsa de hongos y pollo glaseado hasta una espaldilla de cerdo en cocción lenta. Habitaciones desde $380 USD. villacora.it