Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Whisky Glenmorangie con sabor a México

El whisky es una de las bebidas espirituosas más consumidas a nivel mundial, y Glenmorangie se ha distinguido por hacer uno de los mejores single malt en el mercado.

Por ello, nos reunimos en el restaurante Candela Romero dentro del Hotel St. Regis para degustar un menú maridaje diseñado por el chef David Izquierdo. En este evento descubrimos la mejor manera de mezclar el destilado escocés con platillos inspirados en la culinaria mexicana.

Al evento acudió Brendan McCarron, director de maduración y sucesor del Dr. Bill Lumdsen, que nos demostró su amplio conocimiento en la preparación de este delicioso destilado.

 

whisky Glenmorangie

 

El origen de Glenmorangie

 

En su primera visita a la Ciudad de México, nos platicó acerca de sus experiencias con la “gastronomía mexicana” en el Viejo Continente y se alegró de poder probar un verdadero taco. Antes de probar las diferentes etiquetas de la marca, McCarron deleitó a los asistentes con la explicación del proceso de elaboración.

El whisky de Glenmorangie es preparado en Escocia y la marca es famosa por tener los alambiques más altos de toda la región. Todos los whiskys preparados por ellos llevan un proceso de extra-maduración que provee de diferentes notas al elixir final.

 

whisky Glenmorangie

 

The Original es la base de toda la línea de productos y lleva un proceso de añejamiento de 10 años en barricas de roble americano que son utilizados solamente dos veces, este proceso es muy caro para la empresa, pero resulta en un producto final muy balanceado y con deliciosas características.

Cuentan con otras variedades que llevan un añejamiento adicional de 24 meses en barricas especiales por las que pasaron otros tipos de alcohol como jerez, oporto o sauterness.

 

Con sabor a whisky

 

El chef David Izquierdo realizó su menú considerando características en común entre cada platillo y la bebida, por lo que iniciamos con un delicioso tiradito de pulpo, acompañado por The Original, ambos poseían notas cítricas que se mezclaban armónicamente en el paladar.

El segundo tiempo fue un taco de chochinillo pekín, la crujiente piel contrastaba con la suave y jugosa carne. Para el whisky con más cuerpo de la casa, Quinta Ruban, se sirvió cordero lechado con un poderoso sabor que atrapó todos los sentidos. Continuamos con un filete de atún sellado a la perfección sobre un sorprendente mole curry.

 

whisky Glenmorangie

 

El chef decidió jugar con la acidez del atún y contrastarlo con Nectar D’Or, uno de los whiskys más emblemáticos de la marca. Para cerrar la degustación el chef presentó “Te extraño, Oaxaca”, un delicioso postre inspirado en el estado del sureste mexicano, el helado de tixtle, hueso de mamey, era el perfecto acompañamiento de un delicioso chocolate artesanal. 

Esta degustación demostró la versatilidad de la cocina mexicana para maridajes con bebidas extranjeras, la creatividad de David Izquierdo unida a la versatilidad del whisky de Glenmorangie, resultaron en una deliciosa comida que permanecerá por mucho tiempo en los recuerdos de los asistentes. glenmorangie.com