Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Zacapa Ámbar 12: reivindicar la coctelería tradicional

Un pasillo largo iluminado con una luz tenue, apenas para reconocernos los rostros, te conducía hacía el silencio cómplice de los instrumentos; contrastados por una luz roja que se filtraba a todos los rincones de Café Paraísos, que esperaban, impacientes, el inicio de la presentación y lanzamiento de Ron Zacapa Ámbar 12.

Era la noche de Ron Zacapa Ámbar 12 y el lugar ideal para dicha presentación, y lanzamiento exclusivo para México aunque sea una marca Guatemalteca, llevaba el nombre de Café Paraíso. Las palmeras, los cocos y el incienso, que algún ingenioso había decidido prender, nos trasladó a Cuba.

Nos recibieron con un ponche constituido por jugo de naranja, mango, limón, una base de miel, producida por ellos mismos, y el estelar de la noche: Ron Zacapa. Otro elemento para sentir ese ambiente tranquilo y tropical, tan difícil de percibir en una ciudad como la de México. Un ron como Zacapa 23, considerado entre los mejores del mundo, debe ser degustado lento y sólo. Pero los mexicanos demandaban la necesidad de una bebida que pudiera mezclarse.

Lorena Vásquez, su master blender, junto con otro grupo de reconocidos en la materia, crearon la bebida ideal. Con notas dulces lo suficientemente estables como para combinarlas con algo aún más dulce, una consistencia que marcara su presencia en el coctel, configuraron la bebida perfecta y balanceada. Para percibir esto los ahí presentes fuimos participes en la preparación de mojitos considerados como clásicos, así pues la piña colada, el clásico cuba libre y el cartel daiquiri, acompañaron la presentación.

En una dinámica divertida Edsel Álvarez, barman en jefe, nos guió en la preparación de un honey mojito, la interpretación de la bebida tradicional cubana. Al mismo tiempo explicó la importancia de los cocteles en la vida marítima del siglo XVII y XVIII, ya que estos servían para combatir enfermedades de todo tipo, pues su base cítrica y dulce, eran fundamentales para la generación de defensas.

Para cerrar la noche se repartieron botanas consistentes en tacos de camarón, cecina y chicharrón. También se podían degustar camarones empanizados y langostinos. Se terminó la velada con un exquisito postre de arroz con leche y una capa de azúcar cristalizada. Se podrá conseguir en tiendas especializadas de bebidas, con un costo de $560 pesos. zacaparum.com