Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

5 razones para hospedarte en The Westin Palace Madrid

A principios del siglo XX, en pleno apogeo de los grandes hoteles europeos, abrió sus puertas el hotel Palace de Madrid. Este imponente alojamiento llegó a ser el más grande de Europa y hoy, más de 100 años después de abrir sus puertas, sigue siendo un referente de la hospitalidad madrileña. Aquí te contamos por qué tienes que visitarlo. Texto: Cecilia Núñez y Mariana Vega. Fotos: Cortesía The Westin Palace. 

 

Ubicación inmejorable

 

The Westin Palace Madrid

 

El Palace se localiza en el centro de Madrid, y es fácil de ubicarlo, pues se alza próximo a la plaza de la Puerta del Sol y frente a la fuente de Neptuno, que se encuentra en la Plaza de Cánovas del Castillo. Dicha fuente fue construida en el siglo XVIII por el rey Carlos III como parte de las obras escultóricas que adornan el Paseo del Prado.

Además, está inmerso en un barrio donde las propuestas culturales son ilimitadas: a unos cuantos pasos están los museos Del Prado, Reina Sofía y Thyssen Bornemisza, así como el Teatro de la Zarzuela y la Catedral de Santa María La Real de la Almudena.

 

Arquitectura histórica

 

The Westin Palace Madrid

 

Construido bajo el encargo del rey Alfonso XIII, el hotel Palace contó en sus inicios con 800 habitaciones, todas con cuarto de baño y teléfono (algo insólito para la época), amplios salones de fiesta y una impresionante cúpula de cristal art nouveau para dar la bienvenida a los viajeros.

Durante las primeras décadas del siglo pasado, fungió como punto de encuentro de la aristocracia española, así como el alojamiento predilecto de grandes personalidades del mundo de la literatura, el arte y la moda, quienes cayeron rendidos ante el espíritu cosmopolita y el estilo neobarroco del hotel.

 

Comodidad absoluta

 

The Westin Palace Madrid

 

Entre sus corredores, vestidos de exquisitos tapices y suelos de mármol, actualmente se encuentran 417 habitaciones y 51 suites equipadas con tecnología Heavenly Bed y Heavenly Bath, que ofrecen la máxima comodidad; un gimnasio abierto las 24 horas, y 20 salones para eventos.

 

Gastronomía espectacular

 

The Westin Palace Madrid

 

El restaurante La Rotonda es quizá el espacio gastronómico más icónico del lugar, no solo por sus platillos ibéricos, elaborados a partir de ingredientes locales y superfoods, sino porque se encuentra justo debajo de la magnífica claraboya de cristal, el mismo sitio donde en antaño se realizaron tertulias y bailes. Actualmente se llevan a cabo brunchs dominicales, amenizados por un espectáculo operístico.

Por su parte Green T Sushi Bar y Asia Gallery destacan por sus propuestas orientales, el primero fusionando el sushi con las tapas españolas y coctelería; y el segundo a través de preparaciones auténticas chinas, como el pato a la pekinesa y los dim sum cantoneses. Y para disfrutar un dry Martini, no hay mejor lugar que 1912 Museo Bar, donde Ernest Hemingway acostumbraba relajarse.

 

Hospedarse como la realeza

 

The Westin Palace Madrid

 

 

Luego de una cuidadosa renovación, la habitación más deseada del hotel está lista para recibirte. Se trata de la Suite Real, donde se han instalado celebridades como Luciano Pavarotti, María Callas y Salvador Dalí.

El estudio londinense Areen Hospitality estuvo a cargo del interiorismo de esta habitación que ha cobrado vida a través de una paleta de colores relajantes, luz natural y muebles que evocan formas orgánicas.

 

 

La estancia de 160 m2, cuenta con amplios espacios que albergan un comedor con sistema de videoconferencia con pantalla de 50”, un elegante baño con detalles de mármol negro y amarillo, una sala de estar que se alumbra con un candelabro de motivos vegetales, un acogedor bar privado decorado en escala de grises y una habitación con cama king size. Habitaciones dobles desde: $339 USD, Royal Suite desde: $8,552 USD. marriot.com