Aproximadamente 2.000 millones de personas complementan su dieta con la ingesta de distintos insectos, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Y no es una casualidad, ya que la entomofagia, el consumo de insectos por los seres humanos, es un hábito que ha estado presente en la conducta alimentaria de los seres humanos desde siempre. El abanico de insectos comestibles es tan grande que incluso se le unen los arácnidos como arañas y escorpiones. Fotos: Adobe Stock. 

Los insectos son una gran fuente de proteína y nutrientes de calidad, en comparación con la carne y el pescado, incluso sus niveles de ácidos grasos son comparables con los del pescado. También son ricos en fibra y micronutrientes como hierro, magnesio, fósforo, etc.

Y seguro has escuchado hablar de bichos comestibles como las hormigas, grillos, chapulines, orugas y escarabajos, pero ¡hay muchos más! Aquí te contamos de ocho insectos y arácnidos que con seguridad no sabías que son comestibles. 

 

Moscas

 

Bichos comestibles

 

Con cuerpo tapizado de manchas opacas, las moscas soldado negras son una gran fuente de proteína cuando son larvas, hay 42% de proteína en su ser, (aunque también se pueden consumir de adultas). Esta especie se extiende por América, Europa, África, Asia y hasta las islas del Pacífico, cuando se cocinan tienen un cierto parecido con el sabor de las papas, incluso son carnosas.

 

Azotadores

 

Insectos que se comen

 

Conocidos como gusanos quemadores o azotadores, estos insectos se dan en el tejocote y en el nogal. Son unos gusanos largos y llenos de espinas y tienen un sabor tostado entre herbal, frutal e incluso a madera. Después de recolectarlos en un ayate, se pasan a una tina con agua y sal durante dos días y una noche para lavarlos. Posteriormente se echan a un comal para tostarse y quitarles las espinas. Y ya limpios se ingresan a una cazuela de barro con manteca para terminar de tostar.

 

Cucarachas

 

Insectos comestibles

 

De cabeza negra con antenas peludas y cuerpo color miel, hablamos específicamente de la cucaracha gigante de Madagascar, nación en la que estos insectos son considerados muy impíos y se preparan gustosamente gracias a su parecido sabor a pollo, grasosas y con textura crujiente después de lavarse, secarse y asar o freír.

 

Tarántulas

 

 

Hay muchas especies de tarántulas comestibles, pero especialmente se saborean las de la familia Theraphosidae. A pesar de los escalofríos que generan, muchos consideran que tienen un exquisito sabor, que su carne es dulce y parecida a la del cangrejo, por lo que cuando se asan tienen un sabor estilo marisco a la parrilla, aunque también se pueden freír.

 

Escorpiones

 

Insectos

 

Así como lo lees, las poderosas pinzas de estos arácnidos, aunadas a su venenoso aguijón, son un alimento comestible muy popular sobre todo en el continente asiático. Los escorpiones se fríen muy bien y se ensartan en brochetas largas e incluso se utilizan como ingrediente en sopas.

 

Avispas

 

Insectos

 

También conocidas por ser efectivas polinizadoras del aguacate, las avispas mexicanas de la miel son un dulce manjar en Norteamérica y Sudamérica. Las larvas de estas avispas se consumen junto con trozos de panal con miel, previamente asado. Además de ser dulces, dejan un cierto sabor parecido al del huevo.

 

Chicharras

 

Insectos

 

Existen más de 3 mil especies de chicharras en el mundo. Antes de emerger del suelo, las ninfas, como se le conoce a las chicharras en esta primera etapa, viven bajo tierra durante 13 años chupando la salvia de las raíces de los árboles. Después de este periodo, salen y solo viven durante 5 semanas como máximo, se encuentran principalmente en robles, nogales y manzanos.

A la hora de comer, las ninfas tienen una textura más carnosa, mientras que las cigarras adultas son crujientes y con un sabor similar al de los frutos secos, como cacahuates o almendras. Fritas con sal prometen tener un sabor parecido al del camarón y acompañan muy bien los arroces.

 

Libélulas

 

Insectos

 

Las libélulas, estos insectos de grandes alas, pertenecen a uno de los grupos de bichos más populares, el Orden Odonata. Su cuerpo alargado se convierte en un manjar carnoso y crujiente. Primero se lavan y se elimina su humedad con papel absorbente, después se enharinan y fríen, se sazonan y se sirven. Incluso se suelen acompañar con salsa de soya.

¿Qué insectos te atreverías a probar? Cuéntanos en nuestras redes sociales @FoodandTravelMX

 

También lee Hormiga Chicatana,delicia ancestral. 

Andrea Cabrera

Andrea Cabrera

Los grandes placeres de la vida los disfruta a bocados y a sorbos. Comunicóloga de profesión y foodie-viajera por oficio, es egresada de la Universidad Anáhuac y desde 2019 forma parte del equipo de Food and Travel México. Con letras plasma el estilo de vida de una veinteañera que, entre comida, viajes y bebidas, está descubriendo el mundo. Jamás niega una taza de café, ni un buen road trip. Síguela en Instagram como: @andycabreraa

Te podría interesar

ChapiMX: deliciosa carne de chapulín a tu alcance

ChapiMX: deliciosa carne de chapulín a tu alcance

¿Imaginas un nuevo modelo alimenticio hecho a base de insectos?, ¿que además de todo pueda reducir el impacto ambiental, así como la ingesta de la industria ganadera? Pues tres estudiantes pertenecientes a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Eduardo Cedillo, físico, Alfredo Díaz, economista, y Raymundo Lozano, administrador, sí lo imaginaron y lo volvieron […]

Más sobre Mundo Gourmet