Ardua competencia en Best Chef Williams-Sonoma

La cocina nos une y nos identifica como cultura. Prueba de ello fueron los seis finalistas de la segunda edición de Best Chef Williams-Sonoma: Manuel Guerrero, chef de Central 1123; Adriana Téllez, health coach; Lucero Cebrián, ama de casa; Kevin Escobar, estudiante de gastronomía del CESSA; Rogelio Arreguín, chef propietario de Cakes in cups, y Yolotzi Pablos, chef privado.

Para entrar al concurso tuvieron que subir la foto de un platillo mexicano creado por ellos y su receta, fueron los mejores los que pudieron ir a la final en Oasis Coyoacán.

 

Best Chef Williams-Sonoma

Ahí se les dividió en dos equipos, el equipo gris incluía a Manuel, Adriana y Lucero, mientras el amarillo fue conformado por Kevin, Rogelio y Yolotzi. Ahí crearían un platillo con una canasta sorpresa de ingredientes mexicanos y se lo presentarían al jurado conformado por Gerardo Vázquez Lugo, chef propietario del restaurante Nicos; Juan Cabrera, chef de Cantina Fina; Elsie Mendez, del portal Sabores de México; Vanessa Hernández, bloguera de Chokolat Pimienta, y Ingrid Ramos, del programa de televisión Cocineros Mexicanos.

 

 

Juan Cabrera cree que los concursos son importantes porque: “el entusiasmo de querer cocinar y de nutrir a la gente con su comida nos mueve”.

Él mismo admite haber entrado a un concurso de salsas cuando empezó y que de no haber ganado uno de los primeros lugares, no hubiera seguido el camino de los fogones. Gerardo también concuerda: “concursos como Best Chef Williams-Sonoma motivan, divierten, integran como equipo; ya no se ve la comida como una obligación sino como el disfrute de proponer sabores y combinaciones”.

 

Platillos que sorprendieron

Tenían una hora para demostrar sus habilidades en la cocina, pero también como equipo. Lo impresionante es que ambos se integraron bien y confiaron en las habilidades del otro.

Con sólo una hora y un poco de lluvia en contra, los concursantes presentaron platillos que sorprendieron a los jueces. La salsa verde con piñones y hoja de aguacate del equipo amarillo fue descrita como elegante y suculenta, mientras que el manchamanteles del equipo gris con fideos de calabaza y arroz en salsa verde resultó en una extraordinaria combinación.

 

Al final, la razón por la que ganó el gris fue por cómo se integraban todas las preparaciones en perfecta armonía.

Elsie afirmó: “La salsa del equipo amarillo fue muy elegante, pero no combinaba con la compota de maíz y fruta. Mientras el manchamanteles funcionaba con el fideo de calabaza y el arroz verde se integraba perfecto”.

Equipo ganador

El equipo ganador se hizo acreedor a una dotación de electrodomésticos Kitchennaid y Smeg, Café Illy y un certificado de regalo por $10,000 MXN. El patrocinador oficial del evento fue Breville.