Letras de color plata en la esquina de una casona renovada de la colonia Roma, anuncian de forma sobria a Blanco Colima, un espacio dedicado a la gastronomía, el arte y la mixología. Dentro sus espacios se conforman tres experiencias culinarias, cada una con personalidad y propuesta propia: bar Blanco Colima, bar Belafonte y el restaurante Lázaro. Éste último siendo el representante más global de lo que es Blanco Colima.

Blanco Colima es chic y elegante

Al interior, el diseño crea una atmósfera chic y elegante, ideal para una cita romántica, una salida con amistades o incluso en solitario. Aquí cada detalle está cuidadosamente pensado: desde los pisos que recuerdan a tableros de ajedrez hasta el mobiliario minimalista y las palmeras. También tiene enredaderas con las que cuenta su decoración.

Blanco Colima

La propuesta culinaria

Está basada en la cocina mediterránea con tintes mexicanos, por ello, en su carta encontrarás imperdibles como: el gravlax de salmón o el taco de lechón confitado con salsa morita. Ambos de sabores francos y delicados. Sin embargo para un recorrido general a través de la carta, el menú de degustación es una acertada elección.

En él la chef Olimpia Calderón, sucesora de Víctor Zárate, plasma un estilo honesto y respetuoso en los platillos más emblemáticos de Blanco Colima.

Siete tiempos en Blanco Colima

El desfile de siete tiempos comienza con precisamente el gravlax de salmón canadiense, acompañado de crema de rábano picante, aceite de cítricos, caviar de mújol y aguacate. En la presentación lleva tres blinis (crepas rusas) pequeños que sirven como base en cada bocado, mismo que puedes sazonar con dos o tres gotas del limón a las brasas.

Luego, el tataki de lomo de atún oaxaqueño con costra de chiles secos y salsa de habanero tatemado con jengibre y soya, contrasta con notas más fuertes. “Es uno de mis favoritos, siento que con esta preparación nunca te puedes equivocar”, expresa Olimpia.

Blanco Colima

 

También disfrutarás de un steak tartar hecha con carne de res calidad prime cortada al momento. Lleva alcaparras, parmesano, arúgula y va acompañada de papas soufflé. Nosotros te recomendamos mezclar todo en cada bocado.

En Blanco Colima trabajan con producto del día, para que sea lo más fresco posible. Un claro ejemplo son los tacos de lechón con tortilla de maíz azul, hecha a mano ese mismo día.

La experiencia se corona con dos platillos fuertes

El pescado robalo al carbón con aceite de cítricos, papa en puré, sofrito de haba y chícharos. Así como un toque de hojas de menta que da un giro inesperado.

De igual forma la short rib braseada por 12 horas con salsa de chile morita y piloncillo.

Blanco Colima

Como remate, el fondant de queso manchego con helado de guayaba es un mimo que recomendamos acompañar con una copa de vino o un té.

Trato de mantener el estándar que Víctor dejó y es un gran reto que quiero hacer a la perfección. No tengo otra opción”.

Cheque Promedio: $800 MXN. Dónde: Colima 168, Roma Norte, Cuauhtémoc. Teléfono: 5511 7527.

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México

VER MÁS