Carta Editorial Septiembre 2016

 

 

Carta Editorial Food and Travel | Septiembre 2016

 

“Explora todas las costas y busca esa ciudad. Después vuelve a decirme si mi sueño responde a la verdad”, le ordena Kublai Kan a Marco Polo en Las ciudades invisibles, un relato de Italo Calvino que invita a emprender el único viaje posible: el de los mundos imaginados.

Hay escenarios que tejen nuestras fantasías, pero si sabemos mirar, las encontraremos en destinos dispuestos a ser explorados. La única condición para llegar a éstos es nunca dejar de imaginarlos.

Este mes, esos parajes fantásticos se nos revelan al norte del planeta, en las tierras del Sol de media noche. Para mí, las páginas de Food and Travel tienen un doble poder de seducción: como inspiración y como invitación a recordar.

Nuestro reportaje sobre viajes al Ártico me llevó a revisitar mis propios recuerdos. Después de ir tras las auroras boreales sin suerte alguna, los habitantes de Yukón, en Canadá, me contaron la leyenda sobre aquellos brillos celestes: “Son almas de niños que murieron y que, de vez en cuando, salen a jugar entre nubes. Si quieres verlos, cántales”.

Olvidé la lógica y los 26 grados bajo cero y seguí su consejo. 

Alzar la mirada y ser testigo de una coreografía ancestral de luces multicolores en la bóveda celeste me reveló que hay vivencias que sobrepasan el poder de las palabras. La sensación de estar ahí, como testigo de esa danza cósmica, no había sido descrita con exactitud, y tal vez nadie lo lograría. La emoción de saber que todos los viajes y experiencias gastronómicas regalan sensaciones irrepetibles para cada uno, es lo que nos impulsa a viajar y a invitarlos a ustedes a que nunca dejen de hacerlo. Y cuando lo hagan, sigan compartiéndolo con nosotros, como lo hicieron nominando a sus favoritos en los Food and Travel Reader Awards. ¡Estamos listos para recibir sus votos!

Cecilia Núñez  | Directora Editorial