¿Cómo serán los nuevos pasaportes electrónicos para mexicanos?

A partir de 2021, se empezarán a emitir en México pasaportes electrónicos, cuyo propósito es adaptarse a los estándares internacionales más rigurosos en cuanto a seguridad, pues su falsificación es más complicada y contiene datos más precisos de las personas que entran y salen de los países. Fotos: Adobe Stock. 

 

Chip electrónico

 

pasaporte electrónico

 

El diseño de los pasaportes electrónicos en México seguirá siendo igual al actual, con forma de cuadernillo y conservando su tamaño. Lo que cambiará es que se le agregará un chip que almacenará digitalmente los datos de las personas, desde el nombre hasta las huellas dactilares y la fotografía, lo cual brindará seguridad a estos datos y los volverá más difíciles de modificar o falsificar. Actualmente, los pasaportes electrónicos a nivel mundial se distinguen de los tradicionales por tener un símbolo de un rectángulo con un círculo en medio en la parte inferior de la portada.

 

Hoja de policarbonato

 

pasaporte mexicano

 

Una de las razones de que el formato electrónico será más seguro que el actual es la hoja de policarbonato que se le agregará al documento para proteger el chip con toda la información. Además de ser una capa protectora para climas extremos, este material no se puede separar en láminas, por lo que será muy difícil realizar alteraciones al pasaporte sin dañarlo o sin que sea notorio.

 

Tecnología en la elaboración

 

Pasaporte electrónico

Foto: embamex.sre.gob.mx. 

 

Entre 2021 y 2024 se instalará en 280 embajadas y consulados mexicanos alrededor del mundo, todo el equipo necesario para poder emitir el nuevo documento dentro y fuera del país, y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) estima que los nuevos pasaportes electrónicos puedan empezar a distribuirse en México a partir de septiembre del próximo año. gob.mx

 

Evolución del pasaporte

 

Pasaporte mexicano

 

El documento de identificación no ha tenido muchos cambios desde que se acordó su uso en 1920 tras la Primera Guerra Mundial por la Liga de las Naciones. Surgió para tener un control de tránsito entre las fronteras y, en ese entonces, se estableció que sería un cuadernillo de alrededor de 30 páginas con los datos personales al principio del mismo. El primer país que cambió el formato tradicional de sus pasaportes por el electrónico fue Finlandia en 1997. Actualmente, otras naciones como Canadá, Estados Unidos, España, Alemania y Francia también utilizan pasaportes electrónicos y es la Organización de Aviación Civil Internacional quien se ha encargado de regular la normativa de estos documentos. icao.int