Rusia es el país más extenso del planeta y también uno de los más intrigantes y ricos. Uno de sus íconos más reconocidos son las iglesias coloridas y con grandes cúpulas que hacen sentir a quien las admira como en una fábula. Antes de decidirte a viajar a este multifacético país te recordamos que como mexicano, necesitarás una visa turística que puedes tramitar directamente en la Embajada de la Federación de Rusia en los Estados Unidos Mexicanos, la cual de ser aprobada, entregan en un plazo de 3 a 7 días hábiles.

Moscú

La capital de Rusia es ideal para quienes buscan conocer las principales facetas culturales y gastronómicas del país. Al recorrerla tus ojos se maravillarán con la gran cantidad de estilos arquitectónicos de sus edificios: desde renacentistas, hasta barrocos y de arquitectura moderna. Pero, los más representativos son los que están influenciados por la arquitectura prerrevolucionaria, mismos que predominan en el centro histórico de Moscú. Además aquí tu paladar dará un vistazo rápido a la variada oferta culinaria rusa: con sopas como el borsch, de verduras y betabel; el schi, de col principalmente; y el Okroshka, de kéfir y verduras frías. Es recomendable visitarla en el verano, ya que los días son más largos y perfectos para caminar y conocer los numerosos parques y jardines de la ciudad.

San Petersburgo

 

Los amantes de la historia tienen mucho por imaginar en la segunda ciudad más poblada de Rusia. Fue conocida como Petrogrado y Leningrado, y también fue la capital del país durante la época de los Zares, además su pasado fue igualmente marcado por la Segunda Guerra Mundial. Algunos sitios imperdibles de San Petersburgo es la colorida y ecléctica iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, terminada en 1907. No te pierdas sus numerosos palacios, como el de Peterhof, constituido por el Palacio Grande, de estilo barroco y que fue residencia de los zares hasta 1917. Te aseguramos que quedarás pasmado ante tanta opulencia, lujo y elegancia.

Kazán

Si buscas conocer el rostro más multicultural de Rusia, esta es la ciudad adecuada, ya que en ella conviven representantes de las 115 nacionalidades que viven en la ciudad, así como practicantes de diversas religiones como judíos, musulmanes y católicos. Definitivamente tienes que visitar el Kremlin de Kazán, una hermosa ciudadela histórica construida por órdenes del zar Iván el Terrible. La nacionalidad de su fundación todavía es objeto de debates y algunos historiadores afirman que fue gracias a los búlgaros de Volga durante la Edad Media, mientras que otros aseguran que fue a mediados del siglo XV gracias a los tártaros. Para conocer un símbolo de esta ciudad, dirígete a la Catedral de la Anunciación de Kazán, hecha con piedra calcárea de una cantera cercana.

Veliki Nóvgorod

Visitar este poblado al sureste de San Petersburgo es como un viaje en el tiempo, uno hacia la Rusia Antigua. Fue la primera capital del Estado Ruso, además aquí fue donde se declaró la creación del mismo en 1478. Es por esta razón que los mismos rusos la consideran como “padre” de los pueblos del país. La sugerencia es visitar el centro del pueblo, ahí te deleitarás con arquitectura de los siglos XI y XVII. No te pierdas la Cámara Facetada, uno de los edificios más antiguos de Rusia.

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS