Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Las tostadas de La Guerrerense llegan a la Ciudad de México

La carreta de La Guerrerense es un clásico de Baja California. Aunque fundada por los padres del esposo de Sabina Bandera, mejor conocida como La Güerita o La Guerrerense, fue ella la que la hizo famosa con su gran sonrisa y sus salsas exquisitas.

Claro, que le ha ido tan bien que desde hace poco más de un año tiene un restaurante en Ensenada. Y ahora, también llegan a la Ciudad de México, para ser exactos al Parián Condesa.

La idea según nos cuenta Mariana, hija de Sabina, era retribuirle el cariño a los capitalinos que constantemente visitan Baja California no solo para probar los vinos y los grandes restaurantes, sino que forzosamente dan una visita a la carreta para probar una o varias de las tostadas.

Justo entrando al Parián Condesa, del lado izquierdo, encontrarás a La Guerrerense, donde de las diferentes tostadas tienen dos especiales para la Ciudad de México: la Singapur, que lleva ensalada de jaiba con camarón, pulpo y callo, y la de caracol con lajas de caracol.

Si llevas mucha hambre pide un kilo de ceviche, un coctel de lo que le hayan traído fresco ese día o unos taquitos de pescado que están para chuparse los dedos. Lo maravilloso del lugar es que incluso está abierto para los desayunos, bajo la misma costumbre de la costa que siempre es un excelente momento para comer buen marisco.

Los tacos, las tostadas y ceviches se disfrutan más una vez que vas a la barra de salsa a servirte tu favorita. La imperdible es la de El jardín que lleva nuez, cacahuates, almendra, ajo, aceite y chiles que Sabina cosecha, la cual tiene un picor ligero; así que es conveniente combinarla con otras.

Las salsas cambian según la temporada y lo que se encuentra en el mercado, así que de las más de 15 opciones que luego puede haber, es probable que cada vez que vayas haya nuevas opciones en el repertorio. Incluso en algún momento tuvieron algunas con ghost pepper o habanero chocolate. laguerrerense.com