Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

Los ochomiles, cumbres para los más intrépidos

Los ochomiles, cumbres para los más intrépidos

Las montañas a lo largo del tiempo han sido motivo de inspiración para los humanos. Algunas han sido denominadas como deidades, debido a su magnificencia y sus impresionantes alturas. Tal ha sido el caso de los ochomiles, cumbres que se caracterizan por tener una altura de más de 8 mil metros, tal como lo dicta su nombre. Éstos son una leyenda entre alpinistas y de hecho, la primera persona que logró subir a todos ellos, fue el italiano Reinhold Messner, quien concluyó dicha hazaña en 1986. ¡Aquí te dejamos los cinco más altos!

El Everest

Legendario y conocido por aficionados, expertos y principiantes, el monte Everest es el más alto del planeta con 8 mil 848 metros sobre el nivel del mar. Solamente pueden subirlo los escaladores experimentados, ya que su terreno presenta grandes peligros como el clima, avalanchas y mal de altura. Tiene dos rutas principales de ascensión, por el lado sudoeste, desde Nepal y a través del Tíbet.

Monte K2

Con 8 mil 611 metros de altura entre el Tíbet y Pakistán, el Monte K2 es el segundo más mortífero de los ochomiles. De acuerdo con diversas estadísticas, el 25% de las personas que intentan escalarlo, jamás regresan. Es también conocida como la montaña salvaje, debido a la dificultad de su terreno, donde pueden caer trozos de hielo del tamaño de un automóvil, la nieve puede alcanzar a cubrir hasta a las rodillas de un adulto y la fuerza de los vientos tienen la fuerza de un huracán.

Kanchenjunga

 

Su nombre proviene del idioma limbu que quiere decir «los cinco tesoros de las nieves», debido a que tiene cinco picos, cuatro de ellos por encima de los 8 mil 450 metros. Están situados entre Nepal y la India, y en su territorio es posible encontrar pandas rojos. Al subir existe la tradición de detenerse unos metros antes de la cima, esto para respetar las creencias de los locales, quienes creen que los picos representan los sitios donde dioses depositaban el oro, la plata, las gemas, el cereal -como representación de su alimento- y los libros sagrados.

 Lhotse  

Es el cuarto ochomil más alto del mundo con 8 mil 516 metros de altura, y afortunadamente es el que tiene menos siniestralidad de todos. Su nombre significa literalmente «pico sur» en tibetano, y de hecho está conectado al Everest, por lo que comparten rutas de ascensión. Su territorio se encuentra en la frontera de la región sur del Tíbet, en China y al norte de Nepal.

Makalu

Es uno de los picos más inaccesibles del mundo, ya que su terreno requiere que el deportista sea experto en técnicas de escalada en roca y hielo. Tiene una altura de 8 mil 463 metros y hace frontera entre China y Nepal. Además, también resulta atractivo porque tiene una forma de pirámide casi perfecta con cuatro vertientes afiladas.