Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

Platillos italianos imperdibles

¿Estás por visitar Italia? Si es así, seguramente ya te han advertido que comerás delicioso. No importa si en tu país de origen ya has saboreado su gastronomía, pues probar la original siempre es una experiencia casi religiosa. Aquí te dejamos algunos platillos italianos imperdibles.

Pasta All’Amatriciana

No importa el tipo de pasta que veas en el menú, si dice All’Amatriciana ¡Elígela! Lo más seguro es que recibas un plato de bucatini, una especie de espaguetis pero huecos, bañados en una salsa de tomate condimentada con guanciale, es decir papada de cerdo, chile y cebolla. Deliciosa, reconfortante y abundante.

Pizza

Es definitivamente un imperdible y decidir la combinación de ingredientes depende del gusto individual. Eso sí, en Italia cada quien se come una pizza entera. Lo clásico es que encuentres la versión napolitana que es de masa delgada y ligeramente cruda, con bordes relativamente altos. De hecho la pizza Margarita es napolitana; y lleva tomate, mozzarella, albahaca, sal y aceite de oliva.

Ossobuco alla milanese

Este plato tradicional es abundante. Se hace con el jarrete, una parte de la ternera que se encuentra entre la pantorrilla y la corva (parte trasera de la rodilla) del animal. El corte de carne se cuece por dos horas en vino blanco o caldo de carne y se finaliza con salsa de tomate, cebolla, zanahoria y apio. En ocasiones lleva gremolata, que es ralladura de limón, ajo y perejil; además va a acompañado de risotto allo zafferano, es decir al azafrán con vino blanco, parmesano y mantequilla.

Ensalada Caprese

Sí, un platillo tan sencillo es igualmente imperdible. Antes de pedirlo en un restaurante asegúrate que usen mozzarella di bufala para prepararlo. Éste queso le da el toque especial pues está hecho con leche de la hembra del búfalo. Su gusto es ligeramente salado, cremoso y húmedo; lo cual combina perfectamente con los jitomates bola y el aceite de oliva que lo acompañan.

Gnocchi al burro e salvia

Es una de las formas más básicas para preparara los gnocchi, que por si solos ya son deliciosos. De hecho esta receta con solamente mantequilla, queso parmesano y hojas de salvia, es recordada por muchos italianos como parte de su infancia. ¡Deliciosa y sencilla!