El pasado 15 de abril se cumplieron dos años del incendio que destruyó gran parte del techo de la catedral de Notre Dame, en París. Después de contenidas las llamas, los trabajos de evaluación de daños, rescate y remodelación iniciaron con ímpetu redoblado. Sin embargo, la pandemia detuvo momentáneamente las obras. ¿Cuál es el estado actual de Notre Dame y cuándo podremos visitarla de nuevo? Te contamos. Fotos: Adobe Stock/Pixabay.

 

 

Fuego en la torre: el día que ardió Notre Dame

 

Buena parte del mundo occidental se paralizó durante algunas horas mientras contemplaba como la catedral de Notre Dame, joya del gótico francés, ardía de forma incontenible. A través de las redes sociales, miles de parisinos y turistas compartieron cómo el techo y la aguja central del templo se desplomaban entre las llamas. Más de 400 bomberos y 12 horas de lucha contra el fuego fueron necesarios para contener el desastre, que destruyó prácticamente todo el tejado, sostenido por vigas de 800 años de antigüedad.

 

 

Ante el tamaño de la catástrofe, el presidente francés Emmanuel Macron dio la orden de comenzar los trabajos de remodelación de forma inmediata. De acuerdo con el gobierno francés, el objetivo es que Notre Dame esté abierta al público para el verano de 2024, año en que París será la sede olímpica. De esta forma, Notre Dame sigue cerrada pero contando los días para reabrir.

 

 

El recuento de los daños

 

Pero antes de empezar reconstruir, primero fue necesario rescatar partes de la catedral en riesgo de colapsar, como algunas esculturas de santos y los rosetones de vitral.

Debido a las altas temperaturas del incendio, el recubrimiento de plomo de las vigas se derritió por completo, provocando que el aire en torno en cima de Notre Dame sea altamente tóxico. Los cuerpos de remodelación tuvieron que trabajar con mascarillas protectoras y tanques de oxígeno en intervalos cortos de tiempo. Además, fue necesario retirar más 300 toneladas de madera carbonizada.

 

Hacia el futuro con la vista en el pasado

 

Así, tras una titánica labor, y una pausa provocada por la pandemia, en diciembre de 2020 quedó terminada una nueva estructura que da soporte al edificio y permitirá continuar con la reconstrucción. Actualmente, los encargados ya se encuentran proyectando la nueva aguja central, réplica exacta de la anterior diseñada por Eugène Viollet-le-Duc en el siglo XIX.

Todavía a mediados del año pasado se contemplaba hacer una nueva aguja de cristal de estilo moderno, propuesta que fue rechazada.

 

Como en la Edad Media

 

Para este nuevo pináculo ha sido necesaria la tala de más de mil robles, donados por bosques públicos y privados. De estos árboles han extraído enormes tablones que serán almacenados durante 18 meses antes deservir como soporte del nuevo techo. Mantenerlos en un espacio con una humedad menor al 30% es fundamental para que cumplan su función.

Hay que destacar que gran parte de las labores de ebanistería y construcción que seguirán son casi idénticas a las empleadas en la Edad Media. Y aunque en algún momento se especuló con cobrar la entrada a Notre Dame, para financiar la reconstrucción, la Iglesia católica francesa lo ha negado, dejando claro que el acceso a esta obra maestra seguirá siendo gratuito

Para conocer más novedades y anuncios en torno a la reactivación turística en Francia, puedes consultar la página oficial de Atout France Mexico.

 

También te puede interesar: Ramsés Navarro, un chef mexicano con estrella en Francia.

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS