Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Rodolfo Castellanos, por amor al producto

 

Rodolfo Castellanos, por amor al producto

Luego de 12 capítulos de Top Chef México, el camino ha llegado a su fin, y solo uno será el ganador de este reality show que ha metido a miles de espectadores a la cocina para vivir cada uno de los retos realizados por los chefs participantes, entre ellos Rodolfo Castellanos, quien es uno de los finalistas de la emisión gastronómica.

El chef Castellanos desea poner muy en alto el nombre de Oaxaca, lugar de donde es originario, y llevarse este domingo el título de Top Chef México, pero para ello tendrá que vencer en la cocina a su colega, el chef mexicano Eduardo Morali. Platicamos con el chef Rodolfo Castellanos sobre su experiencia de haber participado en Top Chef México y esto fue lo que nos compartió.

 

Crédito: Canal Sony

Crédito: Canal Sony

 

Experiencia Única

“Mi experiencia en Top Chef es algo muy padre que nunca había hecho. En mi vida profesional, me ha dado un poco más de confianza y he confirmado que el camino que decidí seguir desde un principio ha sido el adecuado.

El trabajo que hecho en el restaurante (Origen) ha dado frutos, pues manejo una filosofía de cocina bien definida. Además, el programa me dio la oportunidad de conocer a varios cocineros. Me quedo con un buen sabor de boca.

 

Amistad o competencia

Primero que nada son mis amigos, pero evidentemente es una competencia en la que todos queremos ganar y ahí está puesta nuestra atención. Sin embargo, pienso que la competencia es con uno mismo.

En cada reto, uno es quien decide qué hacer, quien se bloquea o quien experimenta y obtiene cosas que no sabía que tenía guardadas. Prefiero quedarme con la parte de la amistad, de haber convivido con personas a quienes admiro porque no son unos improvisados.

Todos tienen un gran trabajo recorrido e historias que contar, no estuvieron en la competencia por una fórmula secreta o una varita mágica. Ellos son profesionales en toda la extensión de la palabra.

 

Crédito: Canal Sony.

Crédito: Canal Sony.

 

Hombres vs. Mujeres

Los retos son subjetivos al final del día. Todos trabajamos por un objetivo y no es una cuestión de género, ellas son excelentes cocineras, pero el camino fue afortunado para nosotros y desafortunado para ellas.

Creo que no le robamos nada a nadie. Cada uno de los participantes fuimos a ganar la competencia y tuvimos la oportunidad de ejecutar los retos. Pero el que solo seamos hombres los finalistas, no quiere decir que seamos mejores ni peores que ellas.

No es una cuestión de género ni de capacidades, simple y sencillamente hemos sabido interpretar mejor los retos, nos ha ido bien y en la competencia todos somos iguales.

 

El reto más difícil

Cada uno de los retos tuvo algo de especial, desde reinterpretar la cocina de otros chefs hasta compartir con los compañeros. Todos formaron una experiencia única. Cada reto tenía cosas interesantes porque creo que la producción tuvo mucho cuidado en esos detalles.

El tiempo en cada uno de los retos fue esencial, pues la idea era terminar los platillos, y hubo ocasiones en las que me atrasaba, otras en la que debía elaborar cosas que nunca antes había hecho, sin embargo, traté de hacer mi mayor esfuerzo en cado uno de ellos y el trabajo no fue malo.

Recuerdo que el reto de la barbacoa fue exhaustivo. Tuvimos muchas horas de producción y de trabajo. El resultado no fue bueno para todos, pero aprendí a valorar y a respetar el trabajo de quienes hacen la barbacoa en la vida cotidiana. 

 

Crédito: Canal Sony.

Crédito: Canal Sony.

 

Representar a Oaxaca en Top Chef México

Ser representante de un estado que está orgulloso de su gastronomía es una responsabilidad muy grande, sobre todo porque estoy bajo la lupa de todo el mundo. La televisión nos da una ventana muy amplia que se abre a miles de personas y estoy consciente de que soy un oaxaqueño orgulloso de dar a conocer la cultura de su estado. Me gusta que se hable bien de Oaxaca y que las problemáticas del estado no afecten y que se hable de la riqueza de nuestros platillos.

El apoyo de la gente es muy importante, desde los clientes de mi restaurante hasta los que nos apoyan a través de las redes sociales.

 

¿Qué pasaría si ganas?

No sé, ha sido un camino muy largo en mi carrera. No empecé con el show de Top Chef. Sin duda ha sido un gran aparador para todos los participantes, pero todos tenemos una historia detrás. No fue por guapos o por guapas, sino por nuestra trayectoria y trabajo. Si gano, estaría muy orgulloso de que Oaxaca obtenga el premio y aprovecharía la repercusión mediática para crecer más y generar más empleos.

 

Foto: Especial.

Foto: Especial.

 

¿Cuál sería tu sentir si pierdes?

Creo que todos los participantes sabemos en qué nos equivocamos y qué hicimos bien. A nosotros nos llamaron por ser cocineros, porque representábamos un tipo de cocina y decidimos entrar al proyecto por una razón personal. Yo acepté estar en Top Chef porque quería conocer a los mejores cocineros de México y aprender de ellos y lo conseguí, y eso ya es demasiada ganancia. No me sentiría derrotado por no ganar, pues la experiencia ha sido inolvidable. Ganar o perder no cambia de ninguna forma mi trabajo como cocinero.

 

Aportación a la gastronomía oaxaqueña

En la cocina ya todo está hecho. La cocina oaxaqueña se ha construido a través del tiempo y está muy bien lograda. No necesita nada. Si como cocinero tengo que aportar algo a la gastronomía mexicana, es la promoción de los productos de mi estado.

Que se conozca a la señora que hace las tortillas, que se sepa quién recolecta los hongos, quién entrega la pesca. Trato de ser el canal para que todos estos productores se vean y la gente los conozca. Quiero ser el portavoz para que los productores de Oaxaca sean conocidos en todo el país y mis colegas utilicen los productos en sus restaurantes. Las manos oaxaqueñas deben conocerse en todo el mundo.