¿Una celebración de Año Nuevo en pleno septiembre? Así es, Rosh Hashaná es la celebración del Año Nuevo judío que comienza hoy, y que festeja el inicio del año 5782, según el calendario hebreo. Aquí te contamos lo que debes saber y los deliciosos platillos que se sirven durante la misma. Fotos: Adobe Stock. 

 

En qué consiste la celebración

 

Vayamos por partes, Rosh Hashaná significa «cabeza del año» en hebreo y es una celebración de dos días. Habitualmente da inicio con el sonido del shofar –milenario instrumento de viento hecho con el cuerno de un animal puro, como el carnero-. Este año, la celebración comienza hoy, lunes 6 de septiembre, y culminará la tarde del miércoles.

Otra de las peculiaridades es que durante esta celebración de Año Nuevo se acostumbra mandar tarjetas con buenos deseos, vinculados a la dulzura y prosperidad para los seres queridos. También se viste de blanco, ya que representa el símbolo de la pureza con la que se recibirá este nuevo ciclo. 

 

Hablemos del banquete

 

Otra parte fundamental en Rosh Hashaná, como toda buena celebración, son los alimentos. De acuerdo con la tradición, los ingredientes que se sirven en este gran banquete se seleccionan cuidadosamente con base en su simbolismo. De hecho, antes de comerlos se recita una corta plegaria que alude al significado de cada uno. 

 

Rosh-Hashana-elementos

 

Por ejemplo, la manzana con miel es para tener un año bueno y dulce, mientras que las zanahorias ayudan a aumentar los méritos; los dátiles para extinguir a los enemigos y adversarios, entre otros alimentos importantes, como la granada, la calabaza y frutos secos. 

En la mesa también encontrarás panes como el jalá, típico pan trenzado judío, y carnes como pollo, cordero y pescado. Este último representa la fertilidad, prosperidad y liderazgo en la familia, se acompaña de verduras y es una de las carnes más utilizadas en esta celebración.

 

También hay espacio para el postre

 

Finalmente, para el huequito dulce, nada como el leicaj, el postre más tradicional de Rosh Hashaná. Se trata de un dulce a base de miel, que combina huevo, azúcar, canela, té y aceite. Tiene una textura esponjosa y de forma circular, que representa el deseo de un año dulce y próspero.

 

 

Todas estas comidas típicas son elementos claves durante Rosh Hashaná, celebración cultural tan popular que incluso se replica en otras comunidades, sin importar la religión. Además, tienen un delicioso sabor. ¿Cuál es el platillo que más se te antoja de esta celebración judía? Cuéntanos a través de nuestras redes sociales: @foodandtravelmx.

 

También lee: Trash cooking, una nueva (y necesaria) forma de cocinar.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet