Este pequeño país sudamericano se ubica en la costa oriental de Venezuela. Su territorio, conformado por dos islas principales, Trinidad y Tobago, es un área que goza de una mezcla de cuatro culturas diferentes: nativa caribeña, españoles, franceses e ingleses. Por esta última, su idioma oficial es el inglés. Aquí te presentamos cinco lugares que demuestran su belleza.

Englishman’s Bay

Trinidad y Tobago

Esta playa aislada en la costa de Sotavento, de la isla de Tobago, no tiene un gran número de visitas, pero es una de las más hermosas de ese país. Tiene forma de media luna y está enmarcada por colinas boscosas. Es un sitio virgen que siempre goza de aguas tranquilas, ideales para nadar y practicar esnórquel.

Castara | 

Trinidad y Tobago

Se trata de un pueblo pintoresco en la costa norte de la isla de Tobago, la más pequeña de esa nación. Su economía se basa en la pesca, la agricultura y el turismo. Si decides visitarla, no te pierdas sus principales playas: Big Bay y Little Bay, ambas enriquecidas con diversas plantas y árboles de coco.

Puerto España | Trinidad y Tobago

Trinidad y Tobago

Es la capital trinitense y se ubica en el golfo de Paria. En la época prehispánica existió un asentamiento amerindio que pudo haber sido una aldea, pero fueron los españoles quienes establecieron un puerto en este sitio, alrededor de 1560. Fue hasta 1797 que fue conquistada por Inglaterra durante las Guerras Revolucionarias. Este hecho histórico, aunado a la inmigración de franceses a la isla en 1783, ha dejado un gran legado cultural en Trinidad y Tobago. En la actualidad, esta ciudad es una de las más grandes del país.

Scarborough | Trinidad y Tobago

Trinidad y Tobago

Es la ciudad más grande de la Isla de Tobago, allí se encuentra el Fort King George, una fortificación del siglo XVIII construida en nombre del rey Jorge III de Gran Bretaña e Irlanda. Hoy la edificación es un imperdible debido a que alberga un museo histórico y arqueológico.

Temple in the Sea | Trinidad y Tobago

Trinidad y Tobago

A poco más de 400 metros de la costa este de la isla de Trinidad se levanta un monumento dedicado al espíritu humano. Se trata de un templo hindú terminado en 1995. Su nombre oficial es Sewdass Sadhu Shiv Mandir, considerado tesoro nacional porque alrededor de 22% de la población practica esta religión y 40% cuenta con esta ascendencia.

 

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo