Si eres amante de la pesca deportiva o estás pensando en practicarla, ve a conocer estos lugares ideales para lanzarte al mundo náutico. ¡Tal vez regreses con un pez vela al hombro!

Manzanillo, Colima

Manzanillo

Si te gustan las actividades al aire libre y los deportes de aventura, encontrarás en Manzanillo un sitio ideal para dar rienda suelta a tu energía con la pesca deportiva. En noviembre, miles de pescadores deportivos de todas partes del mundo se dan cita para celebrar el Torneo Internacional del Pez Vela, aunque durante todo el año podrás pescar pez vela y marlín.

La impresionante población de pez vela en las costas de Manzanillo le ha hecho merecedor al título de “Capital Mundial del Pez Vela”. Ahora entenderás por qué existe esa escultura azul icónica del puerto. Ve a Manzanillo y encuentra también pez dorado, atún gigante, pez gallo, verdillo, sierra golfina, delfín, pargo y pargo cola amarilla.

Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero

Ixtapa

Si tienes vocación marina no te debes perder una visita a Ixtapa Zihuatanejo. Ahí todo el año es buen tiempo para pescar. En altamar puedes capturar piezas que oscilan entre los 35 y los 50 kilos. De mayo a enero, el marlín negro y el azul son las piezas más comunes, y de noviembre a junio es probable que captures un atún de aleta amarilla que llega a pesar hasta 150 kilos, ¡pondrás a prueba tu fuerza!

Si quieres una excursión en aguas más profundas contacta a los pescadores de Zihuatanejo, quienes te organizarán un tour con alimentos incluidos. Te sorprenderás de la abundante pesca y de la comilona que tendrás.

Los Cabos, Baja California Sur

Los Cabos

Mucho antes de que Los Cabos fuera un destino vacacional con lujosos hoteles y confortables spas, estrellas hollywoodenses, atraídas por este glamoroso deporte de la pesca, descubrieron y difundieron los encantos del lugar desde la década de los 50.

Catalogado como uno de los cinco mejores destinos de pesca en el mundo, Los Cabos ostenta el título de “Capital mundial del marlín”. Sus aguas, son el hogar de marlines negros, azules y rayados, algunos de los cuales pesan hasta 500 kilos. El marlín es la principal presa en Los Cabos, pues se puede pescar durante todo el año, aunque los mejores meses son de mayo a junio y de diciembre a enero.

Reserva de la Biósfera Los Petenes, Campeche

Campeche

Si te gusta la pesca, sin duda éste es uno de los mejores lugares para practicarla por la riqueza, volumen y variedad de piezas que podrás encontrar. Ubicada a lo largo de la costa de Campeche y la frontera con Yucatán, la reserva es conocida como el santuario del sábalo, una especie realmente difícil de capturar que exige paciencia y pericia incluso de los expertos.

La vida acuática gira en torno de los distintos cenotes costeros, de los cuales emanan canales de agua dulce. Además, podrás disfrutar de un ecosistema de gran valor constituido por al menos 400 especies vegetales y variada fauna en la que destacan el cocodrilo de río, el mono aullador, el oso hormiguero, el tlacuache cuatro ojos y el manatí.

Riviera Nayarit, Nayarit

Riviera Nayarit

Enclavada en la Sierra Madre Occidental, las costas de este paraíso son hogar de una vasta riqueza marina. Aquí, se pesca a diario cazón, robalo, pargo, marlín, camarón y ostión, entre otros animales marinos. Si quieres conocer el sabor del fondo del mar dirígete a alguna palapa o restaurante cuya especialidad sean los mariscos. ¡Los encontrarás en cada rincón!

Disfruta también de su variedad de frutos tropicales y no dejes de probar el pescado zarandeado. Este manjar náhuatl procedente de la isla de Mexcaltitán se prepara principalmente con pargo, robalo o dorado, pescados que al ser expuestos al calor sueltan un exquisito jugo. ¡La experiencia será única si tú mismo capturas tu comida!

Te podría interesar

Más sobre Destinos México