Vive la Ruta del Arte, Queso y Vino de Querétaro

Experimenta un increíble viaje en torno a la gastronomía con la Ruta del Arte, Queso y Vino de Querétaro. Te decimos cuáles son sus paradas imperdibles para que recorras entusiastamente este camino de principio a fin. Fotos: Charly Ramos y Arturo Mateos.

 

Cava Bocanegra

 

Es un espacio encantador creado especialmente para disfrutar de los quesos Néole, que corresponden a una producción de lácteos gourmet de alta calidad. Desde aquí puedes conocer a fondo del proceso de maduración de los quesos, gracias a sus recorridos guiados, en los que conocerás su cava. Ésta se encuentra a 5 metros de profundidad, con una temperatura de 15 ºC y una humedad del 85%, y desde ahí reciben tratamientos especiales para que permanezcan de 30 días a 1 año y mejores sus atributos sensoriales.

 

Bocanegra

 

Visítalos y pasa un día al aire libre, con una hermosa vista de estilo campirano, en la que te espera una experiencia de degustación de seis variedades de queso, con tres frescos y tres añejos. Marídalos con vino, cerveza o mezcal. Precios: $120 pesos el recorrido por cava, más maridaje: $165 de cerveza, $200 de vino y $220 de mezcal; tablas: salada $120 pesos y dulce $160 pesos. cavabocanegra.com

 

 

Bodegas Donato

 

En el municipio de Colón, se ubica este proyecto con 10 años que ha desarrollado una decena de etiquetas de vino. El recorrido por la cava, que tiene tres metros de profundidad, se realiza bajo los nuevos protocolos sanitarios, y recorrerás la historia de Bodegas Donato caminando entre sus bóvedas estilo catalán. En una de sus paradas, si así lo deseas, puedes optar por embotellar tu propio vino tipo Oporto y obtenerlo directamente de la barrica. 

 

 

Vino de Querétaro Donato

 

Este complejo totalmente familiar también posee un viñedo pequeño de media hectárea, en el que tienen sembradas uvas tintas, de malbec, merlot, syrah y tempranillo. Su restaurante aprovecha la producción ganadera de la zona y ofrece suculentos cortes, además de servir tablas de quesos locales, exquisitas pizzas y algunas otras preparaciones para pasar un momento agradable. Lo mejor es que comerás con una vista digna de una postal de la Peña de Bernal. Precio de recorridos: desde $150 por persona con una degustación. donato.com.mx

Viña del Cielo

 

Un proyecto familiar de Cadereyta que inició bajo la idea de una casa de campo, pero que hoy es un interesante concepto enoturístico. Tiene 10 hectáreas de viñedos y 15 de construcción, que están pensadas para seguir desarrollándose en cuatro etapas. Hasta la fecha tienen un hotel boutique, un complejo de hermosos chalets y un salón de eventos con jardín propio. Por supuesto, su esencia radica en torno a los vinos, por lo que hasta ahora han desarrollado tres etiquetas, cada una con un terruño diferente de México.

 

Vino de Querétaro

 

Sus experiencias son imperdibles y te invitan a pasar días en armonía con las vides, debido a que han apostado por temas holísticos. Entre ellas se encuentran el vuelo en globo, recorridos a caballo entre viñedos, retiros espirituales y catas musicales. Costo de hospedajes: hotel: $2,500; chalets: $3,500 pesos. vinadelcielo.net

Viñedos Azteca

 

Con la esencia de una hacienda mexicana, Viñedos Azteca tiene 12 años de historia con un estilo propio. En sus orígenes, estaba destinado a ser un rancho de caballos, pero de aquello solo quedan algunos bellos ejemplares y el nombre de las etiquetas de los vinos, que hacen alusión a ellos. 

 

Ruta del arte, queso y vino, azteca

 

Actualmente tienen siete etiquetas y al frente de la producción se encuentra el enólogo Jesús Cardoso. Entre las joyas de Viñedos Azteca está Apertura, un vermút fresco y potente que se presta como el aperitivo queretano ideal. Toma en cuenta que su restaurante, El Itacate, funciona por ahora de viernes a domingo para comidas. Costo recorrido: desde $180 pesos vinedosazteca.com

 

 

Flor de alfalfa

 

Esta marca ha tomado fama por su filosofía verde, que respalda una producción de quesos frescos y madurados. Se producen a partir de leche de vacas de raza Jersey, que son criadas con libre pastoreo en una propiedad de 180 hectáreas, llamada Rancho La Hondonada. A su vez, su certificación de pradera orgánica permite un ecosistema libre de plagas.

 

Flor de Alfalfa

 

El proyecto comenzó hace 25 años, tiempo que les ha permitido desarrollar 15 tipos de quesos, que obedecen a un estilo mexicano, como el queso tipo Otomí o el fresco de rollo. Puedes visitar este lugar y hacer un recorrido completo, en el cual te llevarán en un tractor por puntos importantes del rancho y terminarás en la cava de quesos con una degustación aplicada en menú de degustación con maridaje de vinos queretanos. Costo: $700 pesos. flordealfalfa.com

Quesos VAI

 

En este proyecto corre la tercera generación de queseros, y que además fueron parte fundamental en la creación  de la Ruta del Arte, Queso y Vino de Querétaro. La Finca fue diseñada para que los visitantes conozcan un poco del proceso de producción artesanal de los quesos, además de estar en contacto con los animales que habitan la granja. Hacen visitas que terminan con el deleite de los quesos en una cata, que después puedes adquirir en su tienda. Costo degustación: $75 pesos. quesosvai.com

 

Quesos Vai

 

A un costado de la finca, puedes conocer el concepto de Tierra de Alonso, con el que Fernando Alonso hace de su ingenio para envolverte en el mundo del vino con sus diferentes espacios adaptados en un formato de misteriosas cuevas. Ahí puedes disfrutar de sus cervezas y vinos en un recorrido o pasar un tiempo prolongado en el restaurante al aire libre. Costo: $195 pesos el recorrido con degustación de queso, vino y cerveza. tierradealonso.com

Hacienda Atongo

 

Fundada en el siglo XVII por los Condes de Miravalle, esta hacienda formó parte del Camino Real de la Plata y hoy se vive su grandeza desde sus viñedos y jardines. Todo el concepto de la Hacienda abraza un hotel, un restaurante, un lugar para eventos sociales y empresariales, y siete hectáreas de viñedos. Así, producen sus etiquetas de Lavino que corresponden a seis vinos, entre las que destaca su chenin blanc y el nebbiolo.

 

Ruta del arte, queso y vino, arcos

 

Al ser fundada en 1651, es la segunda hacienda más antigua de Querétaro. Por ello, no dudes en contratar un recorrido teatralizado, con el que conocerás los secretos de la propiedad y su historia. Habitaciones: desde $2,200. Catas: $150 pesos. haciendaatongo.com

 

Finca Sala Vivé by Freixenet México

 

Este lugar es reconocido por su producción de vinos espumosos, por lo que al visitarlo podrás empaparte de todo lo que respecta a su elaboración. Su cava de tabique rojo tiene una profundidad de 25 metros, y es el lugar donde descansan miles de botellas que llevan una gran tradición vinícola del Viejo Mundo con la expresión del vino de Querétaro. Su producción comprende 27 vinos distribuidos en cuatro líneas para todos los paladares.

 

 

Reabrieron sus recorridos en septiembre, por lo que ya puedes visitarlos bajo las nuevas medidas de seguridad por la pandemia. Costo de recorridos: desde $150 pesos en visita clásica; recorrido en Uvabus: $275 pesos; cata de vinos en salones: $390 pesos, acompañado de cinco tapas.  freixenetmexico.com.mx

Viñedos La Redonda

 

Es una de las bodegas más famosas, debido a su propuesta enoturística y porque, en extensión de viñedos, son los más grandes de Querétaro. Producen más de 30 etiquetas que se presentan en líneas para todos los paladares y fueron los primeros en apostar por la producción de vino de la zona, hace 45 años. Al frente está el trabajo del enólogo Augusto Caire, quien afirma que tienen un verdadero microclima favorecedor.

 

vino de Querétaro La Redonda

 

Al visitar Viñedos La Redonda puedes disfrutar de sus grandes espacios al aire libre mientras haces un recorrido o comes en el restaurante. La comida está a cargo de la chef Alejandra Herrera y puedes encontrar un concepto casual que evoca una trattoria italiana. Degustaciones: $100 pesos. laredonda.com.mx

 

Hacienda La Solariega

 

Este espacio de jardines impecables es un lugar mágico destinado para eventos sociales y empresariales que lleva 10 años en funcionamiento. Pero también tiene un restaurante abierto al público en el que puedes disfrutar de creaciones frescas y deliciosas a cargo del chef Antony Quintanilla. Así, puedes comer debajo de árboles de  pirules mientras suspiras con la tranquilidad infinita de Huimilpan y saboreas los platillos que hacen uso de productos de un huerto propio.

 

Hacienda La Solariega

 

Se ubica a tan solo 10 kilómetros de la ciudad de Querétaro y tienen experiencias ocasionales que comparten a través de sus redes sociales. Entre ellas un taller de elaboración de pan artesanal, clases de cocina y actividades para niños, así como proyectos de glamping y un hotel boutique en puerta. haciendalasolariega.com

 

Una escala en Querétaro

 

El punto cero de la Ruta del Arte, Queso y Vino es la ciudad de Querétaro, capital del estado, en donde puedes deleitarte con sus propuestas para descansar, comer y beber delicioso. Aprovecha esta parada al inicio o final de tu viaje, y no olvides visitar sus museos y lugares emblemáticos, como el Centro Histórico y su zona de monumentos, nombrados Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1996. Además, deleita tu paladar y revitaliza tu cuerpo con los siguientes lugares:

 

Hacienda La Laborcilla

 

Hacienda La Laborcilla: Disfruta de comida internacional con toques contemporáneos en un espacio vibrante que te hará vivir el arte de manera divertida, gracias a su ambientación chic. Cheque promedio: $800 pesos. lalaborcilla.com

La República: Con casi 10 años, este restaurante se reinventa constantemente para sorprender con sus especialidades internacionales con un toque mexicano exquisito. Cheque promedio: $650 pesos larepublica.rest

Casa del Atrio: Un hotel boutique con 18 habitaciones ubicadas dentro de una propiedad del siglo XVIII. Su spa ofrece tratamientos holísticos inspirados en distintas técnicas terapéuticas. Habitaciones: desde $1,950 pesos lacasadelatrio.com