Awards food and travel
Lenovo¡Te invita a votar por tus favoritos!

5 espacios imperdibles de La Villa del Valle

Si estás buscando un lugar para descansar plenamente en el Valle de Guadalupe  -en Baja California-  La Villa del Valle podría ser lo indicado para ti. Es un espacio paradisiaco en donde se producen algunos de los mejores vinos de la región y la propiedad tiene encanto propio por su composición equilibrada entre arte, sustentabilidad y naturaleza. Fotos: Arturo Mateos. 

 

Vena Cava

 

La Villa del Valle

 

 

Los vinos naturales que produce Phil Gregory son un ejemplo de la ideología que respeta el entorno. Si deseas visitar la vinícola, tienes que hacer una reservación; podrás probar vinos como Phil’s Blend, mezcla de cabernet sauvignon, syrah y nebbiolo, en partes iguales. No te arrepentirás de probar sus etiquetas, la mayoría solo están para consumo en la vinícola. venacavawine.com

 

Ruta del arte

 

La Villa del Valle

 

Aunque el arte está presente en la vitivinicultura del Valle de Guadalupe, La Villa del Valle buscó ver más allá y estableció en su propiedad un parque de esculturas. Este proyecto comenzó con su programa interno de Artistas en Residencia, en el que tres talentosas mujeres embellecieron uno de los rincones del lugar.

Con propuestas de reciclaje, las obras hablan de la comunidad: Pía Camil aborda temas de migración con Arcoíris de amor; Tania Candiani regala sonidos provocados por el viento con Arpa eólica, elaborada con barcos que le fueron donados; y Claudia Fernández empleó madera reciclada en su escultura de un ojo de dios. Recorre a paso lento esta exhibición de arte en la comodidad del lugar.

 

Troika

 

La Villa del Valle

 

El paraíso no está completo sin buena comida, motivo por el cual el chef Enrique Farjeat ayudó a replantear el menú de Troika, un gastro pub casual que se encuentra de fijo en la propiedad. Puede ser visitado por externos y huéspedes, quienes quedarán cautivados con la propuesta fresca que involucra ingredientes locales -e incluso cultivados en el pequeño huerto que poseen- con preparaciones sencillas pero deliciosas.

 

Alberca

 

 

La recomendación es ir al mediodía, porque las temperaturas extremas del valle no permitirán lo contrario durante la tarde o noche. Sin embargo, el jacuzzi al aire libre puede hacer la diferencia y darte un momento relajante entre la inmensidad del valle. La alberca se encuentra rodeada de plantas endémicas y, para llegar, solo hace falta seguir el camino que te lleva directo a la entrada de La Villa del Valle.

 

Viñedos

 

 

Los senderos del terreno tienen la mínima intervención con la intención de que la naturaleza se apodere de tu espíritu libre. No dudes en caminar al área de los viñedos para poder apreciar las vides. En temporada previa a su vendimia o en el envero, puedes obtener postales increíbles de los racimos de uvas. Los viñedos de Vena Cava cautivan por la ubicación que tienen para disfrutar los atardeceres. No puedes perdértelos.

 

Hospedaje

 

 

 

Son seis habitaciones, cada una decorada con estilo mexicano. No es raro entrar inmediatamente en la atmósfera campirana y elegante del lugar, gracias a sus íntimas recámaras. Gran parte de la personalidad de los cuartos se obtiene por los colores de sus paredes, que están hechos con pigmentos orgánicos y naturales. Habitaciones desde $ 330 USD con desayuno incluido. lavilladelvalle.com/lavilla