Sus castillos, catedrales, iglesias, acueductos y viñedos te hacen regresar en el tiempo, justo a la época medieval. No por nada, la comunidad autónoma de Castilla y León es considerada Tesoro Cultural al poseer más de 60% del patrimonio arquitectónico, artístico, histórico y cultural de España. Y para que se te antoje ir a conocer España, mucho más allá de Barcelona o Madrid, aquí te decimos seis lugares que te resultarán irresistibles de Castilla y León.  Fotos: Cortesía de Turismo de la junta de Castilla y León. 

 

Segovia

 

Castilla y León

 

Caminar por sus calles empedradas —casi solitarias—, ver los rojos tejados de sus casas en tono beige, rodeadas del follaje de los árboles que abundan en la ciudad, y encontrar los múltiples bebederos y fuentes antiguas en parques y callejones, te harán sentir que has viajado en el tiempo. Debido a su riqueza cultural, Segovia fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. 

Si algo tiene Segovia, son muchas iglesias, pero la majestuosidad y belleza de la Dama de las Catedrales, como se le conoce a la catedral de Santa María de Segovia de estilo gótico, te sorprenderá, fue construida entre los siglos XVI y XVII en la Plaza Mayor. Te encantará recorrerla, así como sus hermosos alrededores.  

Enamórate del Acueducto de Segovia, de estilo romano, que data del siglo II d.C., también considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus 30 metros de altura y sus 167 arcos son una poesía a la arquitectura romana. Tiene 15 kilómetros de longitud que dividen la ciudad: a su lado izquierdo está la Plaza del Azoguejo, y a la derecha, la Plaza de la Artillería.  

La leyenda segoviana cuenta que fue construido por el diablo a petición de una niña que deseaba tener una herramienta que la ayudara a acarrear el agua hasta su casa. La ausencia de argamasa —cemento— que la una, hace que esta leyenda parezca real. 

  

Cuéllar

 

Castilla y León

 

El tiempo en que reyes y reinas vivían en hermosos castillos cimentados en altas montañas con el fin de proteger sus tierras, es lo que representa la localidad de Cuéllar, ubicada al norte de la provincia de Segovia, en Castilla y León.

Aquí encontrarás el castillo de los duques de Alburquerque, construido a partir del siglo XI, cuyo estilo gótico y renacentista le valió ser nombrado Monumento Artístico Nacional. Este nombramiento también lo tienen las murallas de Cuéllar, uno de los bienes patrimoniales más importantes de Castilla y León, debido a su complejidad y extensión de dos kilómetros. 

Una visita teatralizada te llevará a recorrer los rincones del castillo. Sube hasta la última torre y asómate por alguna de sus ventanas: admirar desde la cima la inmensidad de todo lo que lo rodea, te estrujará el corazón. 

  

Valladolid

 

Castilla y León

 

La que fuera por un breve tiempo la capital del Imperio Español en el siglo XVII, es ahora una ciudad que conserva un interesante conjunto de obras renacentistas compuesto por casas, palacios y edificios emblemáticos que les dan mucha vida cultural a sus habitantes y a quienes la visitan.  

Un imperdible es el Colegio de San Gregorio, que fue construido a finales del siglo XV, y que actualmente es la sede del Museo Nacional de Escultura.

Desde su entrada quedarás impactado por su sublime belleza, representante de una arquitectura híbrida que fusiona dos universos: el medieval y el moderno. Por ello podrás apreciar en el marco de la fachada las esculturas de hombres primitivos y de caballeros con escudos que te darán la impresión de observarte. 

Te recomendamos dar un paseo por la Plaza Mayor de Valladolid, recorre sus comercios y disfruta de la vista de la estatua del repoblador de la ciudad, el conde Pedro Ansúrez.  

  

Peñafiel

 

 

El aire puro y frío que corre por esta villa española se sentirá como una ligera cortada que extrañamente se disfruta en la piel. Si levantas un poco la vista, observarás los hermosos valles que lo comprenden: Valle del Cuco, Vega del Pajares, Botijas, Duero y Duratón, que en conjunto forman el Campo de Peñafiel.

En ese momento sabrás que has llegado a la capital del vino, pues diversos hallazgos del yacimiento arqueológico de Pintia, muy cerca del municipio de Padilla de Duero, demuestran que ahí se elabora vino desde hace más de 2 mil años. 

Alza la vista, casi en dirección al Sol, encontrarás el castillo de Peñafiel, justo en la cima de una loma estrecha, lo que le da la forma de un enorme buque de mar.

Considerado como una de las fortalezas más impresionantes de la Edad Media, se trata de una fortificación que data del siglo X, y que en 1917 fue declarada Monumento Histórico Artístico.

Sube hasta la cima del castillo para disfrutar la vista desde más de 34 metros de altura, que es el punto más alto de toda la provincia. Regálate unos minutos para cerrar los ojos, extender los brazos y dejar que el viento te meza. 

 

Valbuena de Duero

 

 

Si se pudiera definir en una sola palabra la sensación que produce estar en el centro de un viñedo, sería espiritualidad. El contacto directo con la planta de la vid es una comunicación única que solo se puede tener con la naturaleza. Esto lo podrás vivir en Valbuena del Duero, provincia de Valladolid, nombrada así por el río Duero. 

Aquí encontrarás la Bodega Emina Ribera, de Grupo Matarromera, en la localidad de San Bernardo, abrazada por el monasterio de Santa María de Valbuena.

Posee la D.O. (Denominación de Origen) de Ribera del Duero, ya que se localiza en el llamado Triángulo de oro del vino que forman las localidades de Valbuena del Duero, Pesquera de Duero y Peñafiel. 

Al llegar, te dará la bienvenida la escultura del artista Cristóbal Gabarrón llamada Oinoz, que evoca la cabeza de un dios mitológico.

Disfruta en todo su esplendor del enoturismo con un recorrido por sus viñedos, y su propio Museo del Vino, donde te explicarán todo lo que debes saber sobre este elíxir, que está unido a esa tierra desde que los monjes cistercienses llegaron a habitarla.  

  

Salamanca

 

 

Tiene sus orígenes como urbe desde hace más de 2,700 años, durante la primera Edad de Hierro. En 1988 fue declarada por la UNESCO como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, y en 2002, la Capital Europea de la Cultura, por lo que posee el don de encantar y enamorar a quien llega a ella. 

Visita su universidad, que es una de las más antiguas de Europa, al ser fundada en 1218 por Alfonso IX de León. Este recinto es una de las joyas del arte renacentista español. Aquí habitan el pasado, el presente y el futuro. Su fachada, de arte plateresco —corriente artística también llamada gótico platerescomerece una amplia contemplación, debido a sus cuidadosos detalles. 

 

 

Una de sus paradas imperdibles son sin duda sus catedrales: la antigua, de estilo románico que se construyó durante los siglos XIII y XV, y la nueva, de estilo gótico, renacentista y barroco, creada entre los siglos XVI y XVIII. Recorrerlas te hará adentrarte en más de 900 años de arte e historia.  

Maravíllate con la terraza de la Torre Mocha, que te regalará una fascinante vista del río Tormes. Luego de subir las estrechas y largas escaleras, llegarás a la Torre de las Campanas, el punto más alto de ambas catedrales, que mide más de 100 metros de altura. Ahí, colócate debajo de alguna de las campanas y tendrás una panorámica de 360 grados de Salamanca. Te sentirás tan lejos del suelo y tan cerca del firmamento. jcyl.es

 

También checa España: coquetería sensorial. 

Te podría interesar

Flying-V: el avión del futuro

Flying-V: el avión del futuro

Conoce la más reciente innovación de la industria aeronáutica, una de las más avanzadas del mundo. El modelo a escala de su nuevo avión con forma de V pasó satisfactoriamente la primera prueba de vuelo.

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS