¿Quieres saber cuáles son los restaurantes que han llegado recientemente a Polanco para sorprenderte con sus propuestas? En una edición más de tu guía foodie de bolsillo, aquí te pasamos siete restaurantes que están por cumplir un año y los que acaban de llegar, a una de las zonas más chic en Ciudad de México, estamos seguros que te encantarán, ¡toma nota! Fotos: Cortesía, Elsa Navarrete, Arturo Torres Landa y Ana Belen Ortiz. 

 

Restaurantes en Polanco

 

Beluga

 

Restaurantes en Polanco

 

Abrimos esta guía de restaurantes en Polanco para comer delicioso con Beluga, el restaurante ideal para amantes de los sabores del mar. Su menú te transporta a las diferentes costas del mundo a través de mariscos que provienen de costas nacionales de Nayarit y también importaciones desde Nueva Zelanda, Japón, Alaska y Chile.

Desde tu llegada a este nuevo oyster bar, su ambientación protagonizada por plantas y  ramas te transporta a la playa. En la carta encontrarás cuatro tipos de ceviches (Sinaloa, peruano, mantanchen y perla negra), pasando por aguachiles, ostiones (zarandeados, a las brasas, tabasco, etc.), almejas y camarones, hasta langosta y pastas que puedes acompañar con frescos cocteles. Cheque promedio: $750 por persona. Dónde: Av. Pdte. Masaryk 120, Polanco. belugamx.com

 

Zea es Arraigo

 

Restaurantes en Polanco

 

Otro de los restaurantes para comer delicioso en Polanco, es Zea es Arraigo, de Zea Group, y dirigido por el chef mexicano Pepe Salinas en conjunto con el chef Christian Gil. En este restaurante encontrarás una cocina mexicana de propuesta que puedes disfrutar a través de su menú degustación de 7 tiempos -en el que puedes incluir maridaje de vinos nacionales e internacionales-, o bien, elegir tus platillos favoritos de la carta.

Entre sus imperdibles están el aguachile negro de calamar y callo de hacha con jícama; la deliciosa totoaba -de pesca sustentable-, con pipicha y costra de hoja santa; el lechón con puré de eneldo, y el faisán con mole rosa y risotto. No olvides probar sus cocteles, los cuales también tienen el toque mexicano, como su mezcalita: mezcal, jugo de limón, jarabe natural y sal de jamaica. Cheque promedio: $700 por persona. Dónde: Campos Elíseos 189, Polanco. IG: @zeaesarraigo

 

Catorze

 

Restaurantes en Polanco

 

Ahora que si lo tuyo son los sabores españoles, tienes que probar este lugar para comer en Polanco: Catorze, un restaurante de cocina española-mediterránea contemporánea ideal para comer un buen platillo y al mismo tiempo disfrutar de una noche de copas con tus amigos.

La propuesta gastronómica corre a cargo del chef Álvaro Crespo, y se compone de entradas frías y calientes como la tabla de quesos mediterránea, jamón serrano y jamón ibérico, croquetas de gorgonzola o la tortilla española. También hay arroces y pastas que maridan a la perfección con su gran variedad de cocteles. Cheque promedio: $750 por persona. Dónde: Av. Pdte. Masaryk 61, Polanco. restaurantecatorze.com

 

Chambao Polanco

 

Restaurantes en Polanco

 

La siguiente propuesta en Polanco es el restaurante Chambao, que por cierto, se trata de una palabra Andaluza que se refiere a un espacio rústico, hecho con hojas de palmeras y palos de madera. Esta inusual palabra fue la inspiración para crear este concepto bohemio nacido en Tulum, especializado en cortes de carnes y mariscos.

Se trata de la más reciente propuesta de Grupo RosaNegra, y se conforma de exclusivas carnes como Takamori Beef (la marca de carne Wagyu más exclusiva del mundo, ya que su ganado es alimentado con sake y arroz), Omi Beef (una de las marcas de carne Wagyu más antiguas de Japón), Jack’s Creek (carne Premium a partir de ganado Wagyu y Black Angus), además de Cola de Langosta Australiana y Langosta Caribeña (ambas al grill, con mantequilla clarificada y arúgula), camarón de Senegal y salmón Ora King Tyee. Cheque promedio: $1,500 por persona. Dónde: Av. Pdte. Masaryk 460, Polanco. chambao.com.mx

 

Malix

 

Malix

 

Y si prefieres propuestas más atrevidas y divertidas, tienes que conocer Malix, este spot de cocina hecha con productos de temporada y sabores del mundo. Se trata en sí de un restaurante, pero la barra principal por la mañana es un café, mientras que por la tarde, se convierte en un bar.

Malix –pronunciado malish– significa en maya “sin raza”, por lo que la decoración está inspirada en un perrito callejero y la multiculturalidad, por su parte, la cocina del chef mexicano Alonso Madrigal celebra la riqueza del mestizaje culinario a través de ingredientes regionales.

Para picar, te recomendamos ordenar el crudo de jurel con ajo blanco, cítricos y salsa XO (una especie de salsa oriental de mariscos), o los deliciosos tostones de plátano con puré de frijol y pico de gallo tropical; las gyozas de hongo shiitake y el mejillón silvestre con puré de apionabo y longaniza de Valladolid. Checa también su selección de vinos (80% son de origen europeo). Cheque promedio: $680 por persona. Dónde: Newton 104, Polanco; entrando por Heráclito. malixresto.com

 

Azul y Oro Polanco

 

Restaurantes en Polanco

 

Seguimos en el recorrido por restaurantes para comer en Polanco, en el que no puedes dejar de visitar Azul y Oro Polanco, el más reciente restaurante de Ricardo Muñoz Zurita. Se trata de un spot auténticamente mexicano, situado prácticamente enfrente del siempre concurrido Parque Lincoln.

Para comenzar, prueba la ensalada de jitomates heirloom, lechugas y queso Idiazábal elaborado en Puebla. Continúa con la sopa de tortilla acompañada con pollo deshebrado, crema, queso panela, aguacate y tortilla picada. En la sección de imperdibles, también están los moles del chef Ricardo Muñoz Zurita y sus buñuelos de pato bañados con mole negro. Cheque promedio: $650 pesos. Dónde: Emilio Castelar 121, Polanco. azul.rest

 

Pardela

 

Restaurantes en Polanco

 

Un restaurante en Polanco prácticamente recién nacido en la zona es Pardela, de Grupo Palmares, y dirigido por el joven chef Jorge Guerra, quien, en la calle de Emilio Castelar sirve espléndidos platillos de “cocina libre”, como el mismo chef prefiere nombrarla, en donde los protagonistas son los ingredientes y la técnica.

Visitar Pardela es una bella experiencia desde que llegas, pues te encontrarás con un elegante bistró, pero que te invita a relajarte y disfrutar del ambiente y los platillos, sin pretensiones. Sus paredes decoradas con un precioso mural realizado por la ilustradora Mariana Silva, cuentan la historia del ave que inspiró su nombre, la cual es libre como la cocina que sirve el chef Guerra.

La carta del restaurante está dividida en platillos chicos y grandes, para que disfrutes de una experiencia más libre y siempre invitando a compartir. Te recomendamos comenzar con sus platos chicos como su delicioso Babaganush de berenjena tatemada y su atún aleta azul con limón amarillo, habanero, alcaparras y aceite de oliva. De platos grandes pide su exquisito rib eye, de corte grueso, servido con salsa de pimienta y acompañado con papas fritas. Dónde: Emilio Castelar 44, Polanco. Cheque Promedio: $800 por persona. IG: @pardela_mx

Definitivamente nada como una guía para comer rico en cada zona de Ciudad de México, ¿buscas más de estas propuestas? Aquí te contamos cuáles son los spots que tienes que conocer sí o sí para comer delicioso en la colonia San Rafael.

Andrea Cabrera

Andrea Cabrera

Los grandes placeres de la vida los disfruta a bocados y a sorbos. Comunicóloga de profesión y foodie-viajera por oficio, es egresada de la Universidad Anáhuac y desde 2019 forma parte del equipo de Food and Travel México. Con letras plasma el estilo de vida de una veinteañera que, entre comida, viajes y bebidas, está descubriendo el mundo. Jamás niega una taza de café, ni un buen road trip. Síguela en Instagram como: @andycabreraa

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México

Nosh: la nueva embajada de Tel-Aviv

Nosh: la nueva embajada de Tel-Aviv

El chef Daniel Ovadía, al frente del grupo Bull&Tank, sigue abriendo restaurantes, incluso durante la pandemia. Ahora buscará apapachar con la comida de los judíos de Europa del Este y acercar a los comensales a los sabores de Tel-Aviv, una ciudad que en los últimos años ha marcado la pauta de la vanguardia gastronómica.