Al estilo del Tlatoani

A través de una iniciativa en una plataforma de crowdfunding, Rodrigo Llanes Castro lanzó la iniciativa Los 300 platos de Moctezuma. Este historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y chef-propietario del restaurante El Jolgorio en la colonia Roma de la Ciudad de México, busca a través de este proyecto rescatar un patrimonio que considera perdido: la grandeza y suntuosidad de los utensilios, recetas y comensalidad que existían en Tenochtitlán.

En caso de llegar a la meta, la idea es conformar un grupo de trabajo interdisciplinario, integrado por profesionales de la Historia, Gastronomía, Antropología y Diseño, así como trabajar en conjunto con el Centro de Investigaciones en Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, con el fin de crear una vajilla contemporánea que permita replicar las recetas y la comensalidad que disfrutaban los tlatoanis mexicas.

Los 300 platos de Moctezuma

Rodrigo explica que el proyecto surgió por su interés en el mundo indígena prehispánico y la gastronomía refinada y compleja con la cual se agasajaba al gobernante. De acuerdo a las fuentes disponibles, el ritual para la comida del gobernante mexica procedía de la siguiente manera: se le ofrecía un desfile ritual en el que los miembros de la nobleza le presentaban los platillos, para que el tlatoani los eligiera con una vara. «En realidad, no es que se prepararan 300 guisados diferentes, sino que se preparaban 30 y se mostraban 10 porciones», puntualiza Rodrigo. Una vez seleccionados los platillos que quería el tlatoani, se le servían y los compartía con el consejo de ancianos.

«Queremos ofrecer una experiencia sagrada a partir de departir los alimentos, así como lo hacía el gran tlatoani», explica Rodrigo.

Si quieres conocer más de esta iniciativa y te gustaría colaborar, ingresa a eljolgorio.com.mx