Esta sopa fría de origen andaluz refleja que el empleo de productos del Viejo y el Nuevo Mundo no fue unidireccional, por lo que la gastronomía ibérica también adoptó productos de América. Tales como el jitomate, ingrediente esencial para su preparación. Resulta difícil situar la creación de este platillo en un espacio cronológico definido, esto se debe principalmente a su nacimiento humilde.

El origen

Originalmente era consumido y elaborado por las clases sociales más desfavorecidas, que solamente tenían acceso a pan duro. Las primeras recetas estaban compuestas por migas de pan, ajo, vinagre, cebolla, aceite de oliva, sal y agua.

Posteriormente se agregaron insumos como el jitomate y el pepino, y se suele acompañar con trozos de pan frito, cebolla, jitomate y huevo duro, todo picado finamente.

Existen muchas variaciones de la receta original como el ajoblanco, el salmorejo (crema), el zoque (sopa de hortalizas rojas) y los gazpachos calientes como el gazpacho manchego. Aprovecha el verano para preparar esta sopa refrescante.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

Montajes de mesa para toda ocasión

Montajes de mesa para toda ocasión

¿No te ha pasado que tienes una cena muy importante y no sabes cuál es la manera correcta de montar una mesa? ¿O que te invitan a un restaurante y tienes cuchillos y tenedores que nunca habías visto? En este post te enseñaremos a identificar cada utensilio, y cómo puedes lograr un montaje extraordinario en la mesa […]

VER MÁS