Arizona, al oeste de Estados Unidos, es el sexto estado más grande del país, y es famoso por su antiguos pueblos mineros, convertidos hoy en auténticos pueblos fantasma. En estas latitudes, los viajeros aventureros, intrépidos y contemplativos descubrirán caminos aptos para la introspección y sitios cargados de energía. ¡Maravíllate con las misteriosas y vibrantes experiencias de la Arizona espiritual! Texto: Elsa Navarrete y Arturo Torres Landa / Fotos: Pedro Berruecos y cortesía de los hoteles y destinos.

 

Sedona: la catedral sin paredes

 

Arizona espiritual

 

Dicen que no hay otro lugar como Sedona, considerada sagrada por los nativos americanos. No solo sus majestuosas formaciones rocosas color carmesí dejan sin aliento al viajero, sino también sus poderosos vórtices, esos centros de energía donde la tierra parece especialmente viva y que conducen a la meditación y curación.

Esta ciudad cuenta con varios vórtices de energía que, escondidos en la profundidad de las formaciones rocosas, son entradas al mundo místico de la sanación en la Arizona espiritual. Empieza con una visita a la Capilla de la Santa Cruz, que cada año recibe a millones de peregrinos y turistas que van en busca de este lugar de gran belleza y paz.

Inspirada en el Empire State Building y terminada de construir en 1956, su asombrosa arquitectura y diseño único también ofrecen un espectáculo visual. Esta capilla católica fluye armónicamente con el entorno y se eleva sobre las rocas rojas como un pico prominente con una cruz de 27 metros que sobresale.

Bell Rock, una de las formaciones más reconocibles de Sedona con su silueta en forma de campana, es otro de los vórtices más buscados. Cuenta varios senderos de diferentes distancias, incluidos Bell Rock Pathway y Bell Rock Trail. Durante décadas, propios y curiosos los han utilizado para la reflexión y la inspiración contemplativa.

Por último, haz una caminata en Airport Mesa a través de un sendero de cinco kilómetros. Sus fuerzas cósmicas arremolinadas, que emanan de las rocas rojas, te ayudan a obtener una perspectiva espiritual superior y a conectarte contigo mismo, mientras disfrutas de espectaculares vistas.

 

Mii Amo: para escuchar tu voz interna

 

Mii Amo, Sedona

 

También ubicado en Sedona, Mii Amo es un centro holístico cuya principal misión es facilitar que tengas un tiempo a solas contigo mismo. Diseñado por la reconocida arquitecta Dana Tang, este resort fue proyectado para fusionarse con los elementos que hacen a Sedona única, como son las rocas, el fluir del agua, el sonido del viento y el color del cielo.

Así, todo ha sido dispuesto para tu disfrute y relajación, como vas a corroborar en cualquiera de sus 16 casitas, varias de las cuales cuentan con chimenea y patio para no perder la conexión con la naturaleza. Por su parte, en su exclusivo spa podrás elegir entre 21 diferentes terapias, aplicadas con productos de lujo BABOR pero inspiradas en el legado espiritual de los nativos de Arizona. Ya sea que elijas una sesión de masaje facial o una de flotación en seco, considera que serás guiado por la filosofía Slow Wellbeing, gracias a la cual sus expertos terapeutas sabrán aplicar tu tratamiento de manera intuitiva, lenta y correcta.

Mención especial merece Crystal Grotto, un espacio para la meditación construido bajo un techo abovedado. En él, el suelo de tierra, la madera del revestimiento, el agua de la fuente y la luz natural se conjugan para crear una atmósfera de introspección y de conexión espiritual con Arizona. Y si acudes durante el solsticio de verano, tendrás la fortuna de ver cómo los rayos solares del mediodía iluminan el cuarzo central de su fuente.

 

Scottsdale: el mejor día de spa

 

The Phoenician

 

Scottsdale es ideal para una hacer escapada espiritual de lujo en Arizona. Esta ciudad alberga más destinos de spa per cápita que cualquier otra urbe de Estados Unidos, donde debes relajarte, atraer energía positiva y sanar internamente con alguna de sus diferentes experiencias. Podrás elegir entre una alineación de chakras, una meditación en un tipi, un masaje bajo una cascada o un tratamiento facial con infusión de oro.

El servicio de cinco estrellas es un estándar en todos los resorts de Scottsdale, y una gran opción de hospedaje es The Phoenician. En la la base de Camelback Mountain, luciéndose como una gema brillante en el desierto de Sonora, este hotel ofrece un retiro de bienestar para la mente, el cuerpo y el espíritu. Su carta fuerte es The Phoenician Spa, un santuario de tres pisos con piscina en el rooftop y 24 salas de tratamiento.

Empieza con una hidroterapia de contraste por 30 minutos y luego toma el tratamiento insignia Sonoran Wellness con exfoliante, masaje y envoltura. También cuenta con un estudio de movimiento en su gimnasio, con cientos de clases virtuales a través de una pantalla táctil: desde yoga hasta spinning y para los que buscan un entrenamiento energizante.

 

Tucson: un retiro perfecto para ti

 

Arizona espiritual

 

A dos horas al sur de Phoenix, Tucson ofrece hoteles con un enfoque holístico que se especializan en retiros extraordinarios, combinando actividades de spa y de bienestar con planes de nutrición personalizados y programas de acondicionamiento físico y espiritual. ¡Son una gran opción para tener un viaje al interior de Arizona!

Piérdete en el paraíso, bajo la cálida sombra de las montañas de Santa Catalina, mientras descubres una versión más tranquila, feliz y saludable de ti mismo en Miraval. Aquí la vida se balancea entre el desierto y la montaña en un espacio de descubrimiento y reflexión, al más puro estilo de la Arizona más espiritual.

Su personal te elaborará un itinerario personalizado basado en una intención en ocho categorías, como nutrición, bienestar mental, relajación, experiencia de spa, autoconexión, entrenamiento físico, retiro para parejas, dolor y pérdida… Respira hondo y encuentra la paz en este complejo que te muestra otra faceta de la Arizona espiritual.

 

Monument Valley: corazón espiritual de la Arizona indígena

 

Arizona espiritual

 

Arizona es hogar de múltiples pueblos originarios, entre los que destacan los diné o navajo por ser los de población más numerosa. De acuerdo con las tradiciones navajo, su territorio ancestral les fue asignado por los dioses, y en el corazón de tal extensión sagrada se ubica Monument Valley. Reconocible de inmediato por sus caprichosas formaciones rocosas, se trata de un sitio que inspira a reflexionar sobre las fuerzas que han hecho de este rincón de Arizona un paraje muy espiritual.

Para experimentar su magnetismo en primera persona, una gran opción es realizar el Valley Drive. Podrás hacer este recorrido de 27 kilómetros por tu cuenta siguiendo los señalamientos ubicados al pie de las mesas y peñas más famosas. Otra posibilidad es hacer un circuito de hiking de aproximadamente cinco kilómetros con la formación como Mitten Butte, probablemente la más famosa de Monument Valley.

Sin embargo, si lo que buscas es establecer un vínculo más profundo con el lado espiritual de Arizona, vale la pena contratar un recorrido guiado por expertos navajo. Además de acompañarte a lo largo de senderos y rutas menos concurridas, en muchos de sus tours aprenderás sobre la historia y creencias que impregnan las rocas rojizas de este enigmático lugar. Solo recuerda que Monument Valley pertenece al Monument Valley Navajo Tribal Park, de modo que para acceder tendrás que realizar un pago y ser muy cuidadoso de respetar las disposiciones establecidas por los nativos, guardianes de su herencia natural y cultural.

 

North Rim: el lado menos explorado del Gran Cañón

 

North Rim Grand Canyon

 

Sin duda alguna, el sitio de Arizona que te hará sentir escalofríos con mayor intensidad será el Gran Cañón, maravilla natural esculpida por el río Colorado, por la lluvia, el viento y el tiempo. Con 446 kilómetros de longitud, esta garganta de roca cuenta con diferentes miradores y puntos de observación, siendo los de su orilla sur (South Rim) los más visitados. Pero, para dejar atrás las multitudes, y tener un encuentro más profundo con la belleza natural y espiritual de Arizona, debes internarte en su costado norte, North Rim, comparativamente más alto y frío que la contraparte sureña del cañón.

Son muchos los puntos de observación que encontrarás en North Rim, sin embargo, uno de los más fascinantes es Walhalla Point. Ubicado a 2,436 metros de altura, desde este mirador tendrás una de las vistas más asombrosas del Gran Cañón, la del delta del río Unkar. Bordeado por vegetación, este paraje de piedra roja fue hogar de numerosas culturas indígenas, quienes dejaron como testimonio restos de metates, paredes y terrazas de irrigación. Desde luego, este espacio tiene una gran importancia espiritual para varios grupos indígenas de Arizona.

Sin importar si te internas en el trail que desciende hasta el delta del Unkar, o si prefieres continuar tu ruta panorámica visitando otros puntos de observación, toma siempre en cuenta que los espacios turísticos de North Rim solo reciben viajeros de mayo a octubre. ¿El motivo? Las nevadas que pueden registrarse en los meses invernales. Para conocer el estatus de apertura de esta orilla del Gran Cañón, te sugerimos ingresar a la página que le ha dedicado el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos.

 

¿Conocías este lado energético y espiritual de Arizona? Para descubrir más atractivos en este estado privilegiado, no dejes de visitar su página oficial.

También lee: Los desiertos más impresionantes de América

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

Chicago es más musical este 2020

Chicago es más musical este 2020

Si aún no conoces Chicago y te encanta la música, no esperes más y ve a este destino que este 2020 celebra el Año de la Música. El Festival de Música Grant Park está tomando un papel principal, destacando la diversidad artística, cultural y musical del destino.