Podría parecer extraño, pero la cerveza y los postres son una combinación ideal. Los matices caramelizados, frutales y hasta achocolatados de la cerveza, maridan con una gran variedad de platillos dulces. Incluso, algunas cervezas mexicanas ya incluyen recomendaciones de maridaje en sus etiquetas. Pero, aunque esto parezca sencillo, hay una regla de oro que siempre te ayudará a mantener el balance de sabor: elige una cerveza tan dulce como el postre que comas, ya que el azúcar de éste podría afectar tu percepción de la bebida provocando un gusto seco o agrio. Aquí, te presentamos algunas recomendaciones de maridajes con diferentes grados de dulzura y su cerveza ideal.

postres y cervezaA base de chocolate

Las cervezas perfectas para este tipo de postres son las porters y las stouts. Sin embargo, no hay que olvidar la regla de oro, porque algunas de las stouts de estilo irlandesas son bastante secas. Si lo que buscas es un maridaje un poco diferente, te recomendamos combinarlo con cervezas con notas a frutas y caramelo.

Pay de manzana postres y cervezaA base de frutas

Las ales inglesas y las dunkelweizens son un magnífico complemento para postres no tan dulces como el pay de manzana, panna cotta con mermelada. Y si el postre es a base de frutas secas, como nueces y pasas, una cerveza ámbar es la mejor opción.

A base de caramelo y dulce de leche

Las cervezas dulces son una apuesta segura, especialmente si tienen un sabor profundo y complejo. Una cerveza de barril estilo harvest ale o una barleywine inglesa son excelentes opciones para estos postres.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

8 tips para practicar el estilismo de comida

8 tips para practicar el estilismo de comida

Con las siguientes sugerencias prácticas y estéticas, obtendrás imágenes suculentas que cuando las miren puedan casi saborearlas. Toma nota para encontrar el equilibro perfecto en la composición, el ángulo idóneo, el estilo y el tipo de luz, así como hacer lucir los ingredientes.