Como curioso o aficionado del mundo de la astronomía, capturar cielos nocturnos es una necesidad que te lleva a explorar lugares al aire libre. Es precisamente el turismo de estrellas un sector que va ganando poco a poco más seguidores en México. Se clasifica dentro del turismo sostenible y es el menos explotado, pese que para su desarrollo solo se necesita la oscuridad del cielo. Conoce más del astroturismo con esta guía que te ayudará a recorrer algunos lugares para practicarlo por tu cuenta cerca de Ciudad de México. Fotos: Adobe Stock / Pixabay.

 

Beneficios del astroturismo

 

Esta actividad promueve un derecho básico y reconfortante que todos tenemos, que es el de disfrutar la belleza del cielo nocturno. Cuando se realiza el astroturismo, se promueve el valor cultural de ver las estrellas, algo que se ha realizado desde tiempos ancestrales. También es un pretexto perfecto para pasar tiempo al aire libre y fomentar el amor por la naturaleza. Puede ser tan sofisticado como desees, puesto que no necesariamente necesitas equipo propio para observación. Además, es perfecto para realizarse en familia o en pareja, pero no pasa nada si vas en solitario a casar estrellas.

 

Factores que favorecen la observación

 

La oscuridad del cielo es una de las cosas más importantes para favorecer una noche estrellada. Está determinada por la contaminación lumínica de un lugar, de forma que, entre menos luces de ciudad existan, mayores posibilidad habrá de una buena experiencia. Aquí también entra la luminosidad de la Luna y, contrario a lo que se pensaría, su brillo intenso perjudica la observación, por lo que es mejor evitar su fase llena cuando se desee observar otros cuerpos de la bóveda celeste. En cambio, puedes apreciar mejor de sus cráteres en fases creciente o menguante.

 

 

La transparencia atmosférica es otro factor, y se refiere a qué tan limpio está el cielo, según la cantidad de luz que se puede recibir. A su vez, hay fenómenos metereológicos que también intervienen, como la nubosidad, la humedad, la temperatura y la velocidad del viento. Por ello, además de optar por espacio al aire libre, evita noches con corrientes de aire bruscas y busca días despejados para hacer astroturismo. 

 

 

Básicos para el astroturismo

 

Aunque para practicarlo solo necesitas tus ojos y un cielo despejado, con el tiempo, la afición a la astronomía te irá atrapando más. No necesitas un telescopio de largo alcance si vas empezando, puedes comenzar prismáticos o binoculares. Una brújula y un planisferio o carta celeste también son útiles, aunque con la tecnología, también puedes hacer uso de aplicaciones en tu teléfono. Sky Map, SkyPortal o Planet Finder te permitirán ubicar galaxias, planetas, constelaciones y estrellas.

 

astroturismo binoculares

 

Hay libros que pueden ayudarte a entrar en el mundo de la astronomía para comprender un poco más de la inmensidad del cielo, como el Atlas del cielo nocturno, Un paseo por las estrellas o la Guía del cielo en su edición 2021. Toma en cuenta que, para que tus ojos se acostumbren a la oscuridad, deben pasar alrededor de 15 minutos, por lo que si necesitas ver algo, ten a la mano una luz roja que no retroceda el proceso.

También recuerda que, por la naturaleza de la actividad, acampar siempre es una buena opción, por lo que te sugerimos tomar en cuenta los consejos para un camping exitoso. 

 

 

Lugares cerca de Ciudad de México

 

Las principales actividades que se fomentan son el campismo, las visitas a planetarios (algunas suspendidas tras la pandemia), las observaciones guiadas, los eventos de fenómenos astronómicos. Con ello se da paso a buscar experiencias más sofisticadas, como los hoteles burbuja o cenas bajo las estrellas.

 

astroturismo luna

 

Anímate a viajar buscando noches estrelladas en todos sus formatos: lleva contigo un telescopio o binoculares y una tienda de campaña; déjate consentir con estos lugares que tienen poca contaminación lumínica y que te permitirán hacer observaciones del cielo nocturno sin tener que ir muy lejos de Ciudad de México.

 

 

Parque Nacional Pico de Orizaba

 

Este lugar resguarda al Citlaltépetl o Pico de Orizaba, un volcán inactivo que se ha convertido en la montaña más alta del país. El Parque Nacional fue declarado como tal en 1937 y abarca territorio que forma parte de los estados de Veracruz y Puebla, por lo que puedes visitarlo partiendo de sus albergues alpinos en algunos de sus municipios colindantes. La zona de Tlachichuca, en Puebla, es una de las más seguras. Se puede acampar u hospedarse en lugares con pintorescas cabañas, como el Centro Ecoturístico Citlaltepetl. 

 

Foto: Facebook Parque Nacional Pico de Orizaba. 

 

Es perfecto para viajeros aventureros que, además de cargar con su telescopio, también desean realizar ciclismo de montaña, caminatas y acampar al aire libre. Dentro de este espacio, de más de 19 mil hectáreas, hay volcanes, barrancas, cañadas, cañones, cuevas, grutas y caídas de agua, que enriquecerán el paisaje en tu visita.

El Parque es sede del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano, ubicado en el volcán inactivo Sierra Negra a 4,600 metros de altura. Se trata del telescopio más grande de su tipo construido en México, por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica y la Universidad de Massachusetts, de Estados Unidos. Aunque anteriormente se podían realizar visitas con previa autorización, por el momento se encuentran suspendidas. Facebook: @PNPOCONANP.

Huimilpan, Querétaro

 

Este municipio se encuentra al suroeste del estado de Querétaro, a menos de tres horas de Ciudad de México, y forma parte de la Sierra Queretana. El cielo profundo de este lugar ofrece la oportunidad de disfrutar de la bóveda celeste, incluso si tienes un telescopio de poco alcance. Como opción de hospedaje, a 10 minutos del centro podrás encontrar el Campamento Ecoturístico San Pedro. Tiene opciones de cabañas de lujo tipo safari y disponibilidad de una zona para acampar, con lo que puedes asegurar una estancia llena de estrellas.

 

Foto: Facebook Observatorio Ilalux.

 

También es un punto importante al poseer el Observatorio Ilalux, que resguarda uno de esos telescopios más grandes del país y está a cargo del Instituto Astronómico Porta Coeli. Aunque por ahora se encuentra cerrado por tiempo indefinido, la ubicación geográfica puede ser favorecedora para los amantes de la observación de los planetas, nebulosas, galaxias y cúmulos de estrellas.

 

 

Xochicalco, Morelos

 

A menos de dos horas de Ciudad de México, al suroeste de Cuernavaca, esta zona es reconocida como punto de arqueoastronomía. Desde tiempos prehispánicos, su posición geográfica permitió la exploración de los astros. Por ello, posee una zona arqueológica que tiene un antiguo observatorio astronómico en una de sus múltiples cuevas. Desde ahí se puede observar un fenómeno peculiar durante 150 días en el año, en el que el sol entra por un ducto que atraviesa las rocas. Es conocido como el Tubo de Xochicalco y se cree que en el pasado fue un instrumento de observación y medición asociado al solsticio de verano.

 

 

La transparencia atmosférica en este punto te permite un cielo limpio, ideal para transportar tu telescopio y hacer observaciones. Para ello, a dos kilómetros de la zona arqueológica se encuentra el Centro Ecoturístico Tetlamatzin, en donde puedes tener opciones de hospedaje en alguna de sus cinco cabañas o en un área de camping segura. Además, la temperatura promedio anual de la zona es agradable para el astroturismo y te permite viajar ligero.

 

 

Parque Nacional El Chico, Hidalgo

 

Con una extensión de más de 2,700 hectáreas, esta lugar te ofrecerá una desconexión en la naturaleza con poca contaminación lumínica, ideal para el astroturismo. Se encuentra en la sierra norte de Pachuca y es una de las zonas verde más grandes del centro del país, declarado como Parque Nacional en 1898. Es el hogar de más de 500 especies de flora y sede de inmensos bosques de oyamel, pinos y encinos, por lo que un encuentro con este espacio también te permitirá hacer observación terrestre de su belleza ecológica, no olvides unos binoculares de largo alcance.

 

Foto: Sitio web mineraldelchico.com.mx.

 

Por las noches, además de cielos profundos para el astroturismo, te encontrarás únicamente con los sonidos de la naturaleza, que harán de tu estancia algo relajante. Si te gustan los deportes de montaña, aquí podrás escalar en sus bellas formaciones rocosas o hacer ciclismo para recorrerlo.

Hay muchas opciones de hospedaje en hoteles aledaños o en cabañas en el bosque. A su vez, tienen espacios destinados para acampar en alguno de sus parajes alpinos. El más famoso es Las Ventanas, pero también puede hacerse en Llano grande, Valle de los enamorados o en la presa El Cedral. Desde Ciudad de México, te llevará menos de dos horas llegar a algún punto de majestuoso centro verde. FB: @PaqueNacionalElChicoHgo

 

También lee: 3 hoteles burbuja en México escondidos en la naturaleza

Te podría interesar

Más sobre Destinos México

VER MÁS