Se dice que Baja California es un estado tan diverso que lo mismo puede albergar gigantes del desierto, espejos cristalinos en medio de la tierra o corpulentos guardianes que habitan el mar. ¿Cuáles son los misterios de esta tierra?

Valle de los Gigantes, los guardianes del desierto

Muy cerca del Puerto de San Felipe, entre el Golfo de California y la Sierra de San Pedro Mártir, se encuentra el Valle de los Gigantes, conocido así porque lo habitan enormes cardones, una especie de cactus que crece en las arenas del desierto.

Esta cactácea que alcanza cerca de 21 metros de altura y que, curiosamente, cuando es semilla no mide más allá de un milímetro, tiene un crecimiento tan lento que al cumplir 50 años, apenas alcanzan los dos metros. 

Esta reserva ecológica alberga cerca de 1,200 cactus, y es una de las más fotografiadas del mundo gracias a su paisaje árido que hace de los cardones seres inertes que reposan en buscan de paz.

Ya que este santuario se encuentra en la propiedad del Rancho Punta Estrella, el lugar se encuentra cercado y deberás pagar una pequeña suma por vehículo (que necesariamente debe ser de doble tracción por la arena). Pero tendrás la seguridad de los servicios: baños, estacionamiento, área de campamento, regaderas y tours de observación de flora y fauna.

Si estás listo con cámara en mano, debes saber que la mejor forma de llegar es partiendo desde Mexicali para tomar la autopista a San Felipe. Gracias a que se ha vuelto un punto muy atractivo, el camino está en buenas condiciones, así que solo debes preocuparte por tomar excelentes fotos, llevar una buena reserva de agua, ropa cómoda y deseos de maravillarte con el paisaje. 

Toma nota La entrada a la reserva tiene un costo de $100. Te recomendamos rentar un auto; en San Felipe hay múltiples compañías como Alamo o Hertz.

La Bufadora, historia de un bufón

Baja California

Cuenta la leyenda que, durante una migración de ballenas, un ballenato que se separó del grupo quedó atrapado entre las rocas y, para pedir ayuda, comenzó a lanzar chorros de agua para alertar a los otros miembros del grupo.

Con el tiempo, la cría se fusionó con la piedra y quedó su recuerdo a través de lo que es ahora La Bufadora. Este bufón es el segundo más grande del mundo y, por supuesto, es una de las grandes atracciones del municipio de Ensenada.

No necesitas siquiera estar a la orilla del acantilado para escuchar esta llamada de ayuda, un bufido que se forma debido a la cueva semisumergida que, dependiendo de la marea y la altura de las olas, da vida a este sonido con el que pareciera que el mar intenta hablar.

El espectáculo se complementa con la impresionante vista del agua haciendo explosión; lleva ropa ligera porque es seguro que termines empapado. Si vienes de Tijuana, es preciso tomar la Autopista Escénica Tijuana-Ensenada, cuyo paisaje es un adelanto de todo lo que vendrá después. De ahí, sigue las indicaciones hasta llegar a Maneadero; ahora solo te queda disfrutar del bello paisaje de la costa y del intimidante poder del agua. 

Toma nota Entrar a La Bufadora no tiene costo, pero puedes tomar el tour de Price Travel que, además de este sitio, te ofrece una visita completa de Ensenada. pricetravel.com.mx

La Rumorosa, susurro de la montaña

Baja California

El tramo carretero entre Tecate y Mexicali no es una autopista que se recorra fácilmente debido a sus sinuosas curvas y continuos despeñaderos.

En este paisaje, en el que se conjunta la belleza del desierto y el misticismo de la montaña, es tan singular la belleza que continuamente hay sitios de descanso y miradores donde los conductores pueden detenerse para relajarse y ver el panorama, que bien podría confundirse con el de otro planeta gracias a las formaciones rocosas.

Aunque se ha trabajado en hacerla mucho más segura, es recomendable que manejes entre los 40 y 60 kilómetros por hora, ya que son muchas las historias de accidentes que han tenido lugar aquí.

Además, encontrarás El Vallecito, un poblado en el que se han hallado más de 23 conjuntos de pinturas rupestres y petrograbados, de los cuales cinco están abiertos al público.

Estas obras elaboradas por el pueblo kumiai consisten en figuras geométricas zoomorfas y antropomorfas, entre las que destaca El diablito, cuyos ojos se iluminan cada 21 o 22 de diciembre, durante el solsticio de invierno.

Toma nota La zona arqueológica de El Vallecito abre de miércoles a domingo de 8:00 a 17:00 horas; la cuota de recuperación es de $35. inah.gob.mx/paseos/elvallecito

Laguna Salada, desierto bajo el mar

Baja California

Entre la sierra Cucapá y la sierra de Juárez se encuentra enclavado un lugar que antiguamente fue un oasis en la puerta del desierto mexicalense.

Laguna Salada algún día tuvo agua, pues forma parte del delta del río Colorado; lamentablemente, eso se convirtió en un recuerdo a finales de 1970, cuando expiraron sus últimas gotas. Ahora solo es una depresión en el cerro de El Centinela, y es uno de los lugares más bajos del país, a 12 metros debajo del nivel del mar.

Ubicado en la cuesta de La Rumorosa, es un sitio perfecto para practicar deportes de aventura, ya sea que prefieras el senderismo, los vuelos en ultraligero, practicar off-road o simplemente incursionar entre sus cañadas. Es importante saber que, para resguardar tu seguridad, es mejor tomar alguno de los tours que ofrecen las operadoras; no es buena idea aventurarte solo.  

Toma nota Para cualquiera de las actividades disponibles en Laguna Salada, elige las operadoras aprobadas por Turismo de Baja California. descubrebajacalifornia.com

Puertecitos, tras el Mar de Cortés

Baja California

Cerca de San Felipe se ubica un paraje que guarda muchas sorpresas reservadas para el ojo que sabe buscar. Este lugar es Puertecitos, en donde se conjuntan aguas termales y el Mar de Cortés.

A causa de una fisura subterránea, que ocurrió hace millones de años, se formaron decenas de pozas a la orilla del mar que ahora son aprovechadas por los viajeros como jacuzzis naturales.

Al sumergirte en ellas, solo ten cuidado de revisar la temperatura del agua, ya que puede estar muy caliente. Si esto ocurre, bastará con que esperes a que la marea suba para que sus aguas se templen.

Este destino es perfecto para acampar y practicar deportes acuáticos como esnorquel, buceo, kayak y pesca. La forma más fácil de llegar es conducir a través de la carretera federal 5. Puertecitos está a 75 kilómetros. 

Toma nota Acampar es la mejor opción; en Campo Violeta, a solo 8 kilómetros, cuentan con servicio de sanitarios y renta de lanchas.

Avistamiento de ballena gris, titanes del océano

Baja California

La migración y avistamiento de la ballena gris, desde Alaska hasta las costas de Baja California, es uno de los espectáculos más emotivos y emocionantes que podrás ver.

Este suceso que se repite año con año, entre diciembre y abril, trae consigo cientos de visitantes ansiosos de presenciar este milagro de la naturaleza, tanto por la proeza que es para las ballenas llegar a este punto, como por el nacimiento de crías.

Estos gigantescos mamíferos, que llegan a medir hasta 15 metros de longitud, están acostumbrados al contacto con los seres humanos, quienes deben respetar su espacio y no intentar tocarlos.

Ensenada es uno de los principales puntos para su observación (eso sin mencionar que es uno de los mejores escenarios). En estos meses, el avistamiento se vuelve inmejorable porque desde tu bote podrás apreciar a las ballenas en todo su esplendor y a los ballenatos jugando con sus madres y aprendiendo a vivir en alta mar. 

Toma nota El tour toma aproximadamente cuatro horas; aunque los precios varían, elige las embarcaciones autorizadas por Turismo de Baja California. descubrebajacalifornia.com

Arenales de Rosarito, adrenalina en cuatro llantas

Baja California

El automovilismo y las carreras son actividades que han encontrado un espacio de florecimiento entre la geografía sinuosa y accidentada de Baja California (no por nada es la cuna del automovilismo y de la Baja 1000). Los Arenales de Rosarito son un ejemplo perfecto de un lugar en el que las carreras de motocross y los paseos en 4×4 han encontrado donde desarrollarse. Este sitio, ubicado cerca de la Autopista Escénica Tijuana-Ensenada, mide alrededor de dos kilómetros cuadrados y está cubierto por dunas de arena desértica que, paradójicamente, están muy cerca del mar. Todos los amantes de la aventura en dos o cuatro ruedas eligen este escenario para pasar una tarde de aventura y velocidad. La mejor forma de llegar es vía Tijuana, ya que se encuentra a escasos 20 minutos al sur de Rosarito, en la localidad de Primo Tapia. Sin duda, Los Arenales te demostrarán que en Rosarito no solo se surfea, sino que también podrás encontrar aventura y adrenalina en tierra firme.

Toma nota La entrada cuesta $100 y la renta de la cuatrimoto está disponible desde $650. Eso sí, está prohibido llevar los vehículos a la orilla de la playa. 

Playas y surf en Rosarito, hogar de las olas altas

Baja California

El surf es una de las actividades acuáticas más practicadas al norte del estado, pues sus playas son ideales para que los surfers monten las olas altas y poderosas que se forman de este lado del Pacífico. A principios de los años 60, los deportistas comenzaron a explorar nuevos sitios más allá del espacio que brindaba San Diego, que se volvió muy concurrido y competitivo; esta nueva generación nacida en las costas bajacalifornianas ha disfrutado de las olas largas y suaves, perfectas para longboards y shortboards y mucho menos rudas que las de Isla de Todos Santos; en el ranking mundial, éstas son consideradas aptas tanto para expertos como principiantes. Entre agosto y septiembre, hay eventos en los que se reúnen los mejores de la disciplina, provenientes de México, California y Latinoamérica. Bien dicen que en Rosarito “hay olas para todos”.  

Toma nota A las afueras del hotel Rosarito Beach se encuentra la Escuela de Surf Locales, en la que basta que sepas nadar bien para tomar una tabla y aventarte al mar.

Isla de Todos Santos, en el mar como en la tierra

Baja California

Si hay una palabra con la cual definir a estas islas mellizas, sin duda sería surf.

Este lugar, situado a 30 kilómetros de Ensenada, es famoso por las grandes olas que llegan a alcanzar entre 10 y 18 metros, y justo eso es lo que atrae a los amantes de este deporte, que viajan de todo el mundo para probar su suerte en costas mexicanas. Este sitio ha sido escenario de competencias internacionales de surf, como la Big Wave World Tour, en el que los mejores surfistas compiten para coronarse campeones. Pero no todos son monstruos de agua en Todos Santos, pues también se presta para la observación de aves endémicas como el halcón peregrino, el mérgulo de Xantus y el pájaro bobo enmascarado; además, es hogar de poblaciones de focas y, por supuesto, del lobo marino de California. También puedes bucear en la cara norte de la isla, que gracias a su lecho arenoso parece un desierto bajo del mar; aquí podrás ver estrellas de mar, erizos blancos o cangrejos araña, por decir algunos.

Toma nota El acceso a estas islas es solo por barco, y La Bufadora y Ensenada son los puntos de abordaje. Contacta a los operadores que hacen avistamiento de ballenas, ellos mismos ofrecen recorridos.

Te podría interesar

Reader Awards 2017, donde el lector manda

Reader Awards 2017, donde el lector manda

Por cuarta ocasión, arrancamos en México los Food and Travel Reader Awards. Tras la convocatoria exitosa de las ediciones anteriores, estamos felices de anunciar tres categorías que se suman a nuestros premios. Mejor Restaurante de Hotel, Mejor Spa y Mejor Programa de Lealtad: son la prueba de que seguimos inspirando a viajar, a descubrir experiencias […]

Top 7 de Heladerías

Top 7 de Heladerías

Nevería Roxy Desde 1946 la nevería Roxy ha deleitado exigentes paladares con  sabores tradicionales y de temporada; puedes disfrutar de helados como: chicozapote, zapote y mamey. Dirección: Fernando Montes de Oca 809, esquina Mazatlán, Colonia Condesa, México, DF. Web: neveriaroxy.com.mx Twitter: @neveriaroxy Chiandoni Con más de 70 años de experiencia, esta heladería de origen italiano, […]

Más sobre Destinos México

VER MÁS