La esquina de las calles Virgilio y Oscar Wilde, en la colonia Polanco, ha albergado por 12 años al restaurante Brassi. Hoy es casi un clásico de esta zona vibrante, famosa por sus abundantes propuestas culinarias. Descubre por qué es un lugar que se ha convertido en uno de los consentidos de Polanquito. Fotos: Aurora Yee y Carlos Bautista.

 

Brassi: comida para consentir

 

En este lugar de ambiente cálido, la comida reconfortante es la especialidad y prueba de ello es la aceptación que ha tenido por más de una década. El primer elemento que llega a tu mesa es un brioche recién horneado, acompañado con mantequilla. El pan de Brassi es artesanal y se trabaja con masa madre, además de ser fermentado por un total 24 horas.

 

Brassi-sopa-de-lentejas

 

Una exquisita forma de probarlo es en su sopa de lentejas, la cual te sirven en el interior de un pan campesino. A su vez, el brioche de sus mini hamburguesas de filete de res, es hecho en casa para poder disfrutarlo fresco.

De esta forma, la cocina de Brassi también consiente a sus clientes con preparaciones complejas y artesanales. El fettuccini de pasta fresa, con ragú de res y salsa de merlot es un claro ejemplo, al igual que el short rib que se hornea durante toda una noche.

 

Brassi-chef

 

Todas las creaciones culinarias están a cargo de Carlos Bautista, quien ha compartido la mitad de la historia de este restaurante como chef ejecutivo. «Es una cocina para consentir, muy sencilla. Tu puedes llegar y decir quiero una sopa de fideos, y si hay las posibilidades y el tiempo, lo hacemos. Tratamos de consentir mucho a los clientes bajo el lema de que están en su casa«, asegura.

 

Los imperdibles

 

Basados en la popularidad de venta, algunos de los platillos favoritos son las sopas que recuerdan al hogar, el filete de res Choice y los raviolis de la casa en salsa rosa. Estas dos opciones permanecen desde la apertura del restaurante. Como opción del mar, el robalo al horno es una buena opción, que está perfumado con orégano y ajo rostizado, y se sirve con una ensalada de palmito, jitomate y champiñón.

 

brassi-platillo-short-rib

 

El momento final en tu visita es igual de reconfortante. Algunas opciones para el postre son el pastel de chocolate con cinco texturas o el cheesecake de plátano con helado artesanal de plátano. Acompaña tus platillos de forma armoniosa con su equilibrada carta de vinos. Y si solo quieres un momento after work, las entradas para compartir y los cocteles son una buena elección.

 

Visítalo pronto

 

Si aún no lo conoces, acude a Brassi y disfruta de sus bases francesas y mexicanas, con las que se hace una fusión deliciosa. Y si ya lo conoces, los platillos especiales que introducen constantemente en el menú o los clásicos que te conquistaron son buena opción para regresar. En ella, además hay presencia de los sabores que aportan los cocineros provenientes de otros estados del país, tal y como afirma el chef.

 

brunch huevos pochados

 

Toma nota, los sábados y domingos hay brunch desde las 9 de la mañana, y puedes encontrar platillos como el bagel de salmón ahumado, la barbacoa o los huevos del pueblo, con cecina y salsa de chile ahumado. Cheque promedio: $950 pesos. Dónde: Virgilio 8, Polanco. Conoce más en su página web. 

 

 

También te antojamos: Restaurantes y cafeterías imperdibles en la San Rafael.

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México