Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

Cafeterías del Centro Histórico

En el centro de la capital mexicana hay cabida tanto para los viejos cafeteros como para los bebedores de las más nuevas generaciones. El café es uno de los cultivos más importantes de nuestro país, no falta mencionar cómo se hicieron populares lugares emblemáticos e históricos como el Café de la Concordia o el Café La Habana en su momento. Además de aquellas cafeterías tradicionales como el Café de Tacuba, La Blanca, El Popular o el Bar La Ópera, estos conceptos menos conocidos te crearán cierta adicción. Aquí cinco cafeterías del Centro Histórico que debes visitar y conocer.

Café Denmedio

Fundado en 2009 por un grupo de artistas y humanistas, el Café Denmedio es un conjunto de creatividad, trabajo, cariño y solidaridad. El menú refleja buena calidad, buen precio, y no sólo podrás disfrutar de un gran café, también hay una variada oferta de comida como ensaladas, pizzas o chapatas. Prueba el café Lázaro: expreso con leches condensada y evaporada, o el café Denmedio: expreso con crema batida, granos de café y hielo, acompañados del ambiente relajado y artístico, y de la seleccionada música. Dónde. Cerrada de Colón 1, Local F, Centro.

Café Equis

Este espacio es uno de los sobrevivientes de los años treinta, y se anuncia como La casa del café con una alegre fachada de mosaicos color amarillo. Su fuerte siempre ha sido la molienda y venta del café por kilo, pero cuenta con dos máquinas despachadoras cargadas con la mezcla especial de la casa, hecha con café de Veracruz, Chiapas y Oaxaca, tostado medio. Muy similar a lo que sería un autoservicio, sólo hay que elegir entre americano, expreso o cappuchino. No hay mesas, pero sí unas bancas donde disfrutar de una tacita de café. Dónde. Roldán 16, Centro.

Café Río

Esta cafetería chiquita de origen libanés que pasa inadvertida, te transporta a otro tiempo. El café es fuerte, las mesitas encantadoras y los parroquianos silenciosos. El concepto personalizado y familiar de este espacio le provee calidez e invita al transeúnte a pasar a leer o a trabajar plácidamente. Fue fundado hace 54 años y aún conserva el mobiliario de siempre, la máquina italiana y el tostador alemán; el café es de Veracruz y la repostería casera de influencia libanesa pone en alto el pay de dátil o los dedos de novia. Dónde. Donceles 86, Centro.

Deli Mayor

En este café la vista vale tanto como la bebida. Deli Mayor es la cafetería al aire libre del restaurante El Mayor, localizado en los altos de la librería Porrúa, a espaldas de la Catedral. Su decoración minimalista, su jardín de cactáceas y su inigualable vista al Templo Mayor, la convierten en uno de los sitios favoritos de oficinistas y turistas. Dónde. República de Argentina 15 Planta Alta, Centro.

Don Porfirio Caffé

Aunque no está precisamente en el Centro Histórico, Don Porfirio se ha convertido en el favorito de oficinistas y estudiantes de la zona; además de la calidad del café de origen italiano y chiapaneco, es uno de los pocos sitios que abren desde las 7 de la mañana, y ofrece expresos y cortados, capuchinos, lecheros, de olla y más. Los miércoles son de jazz o trova en vivo, a partir de las 20 horas, además cuenta con una sala de lectura con los periódicos del día, revistas y más de 200 títulos literarios. Dónde. Plaza de la República 46, Cuauhtémoc, Tabacalera.