La trilogía mexicana de ingredientes: maíz, chile y frijol; encuentra su hogar en el Cascabel, la nueva propuesta de la chef mexicana Lula Martín del Campo. El recién inaugurado restaurante, tiene como morada a una de las zonas más chic y cosmopolitas de la Ciudad de México, Santa Fe.

La atención a los detalles provoca que la experiencia comience desde que observas el restaurante. ¿Qué prefieres? ¿Un ambiente de cantina o más formal y social? Las dos áreas de Cascabel, terraza (exterior), y cantina (interior), te sumergirán en un edén para los sentidos, perfecto para alejarte del bullicio urbano.

 

Cascabel

 

Por dentro verás, además de una barra tradicional –donde una mayora prepara los productos de maíz al instante-, un colorido mural. En él convergen los elementos que la chef tomó en cuenta para su nuevo concepto como el chile cascabel, los cascabeles de los danzantes prehispánicos, la víbora cascabel y las flores gladiolas, las favoritas de Lula Martín del Campo.

“Para mi es muy importante que el maíz, el chile y el frijol estén en el menú, porque siguen representando nuestra gastronomía”, comentó la chef Lula, quien ideó este concepto para mostrar lo mejor de la cocina mexicana.

 

Cascabel

 

Delicias mexicanas

 

Comenzamos con un trío de sopecitos de lengua y maíz azul, acompañados de alcaparra, jitomate, aceitunas, guacamole y cebolla; también con una tártara de cecina, sazonada al punto con chile jalapeño, cebolla y una combinación de salsas. Ambos deliciosos y en concordancia con la filosofía de la chef, quien aseguró que: “en la vida y la cocina, la sencillez es la reina”.

Continuamos con birria de res y almejas, una preparación tradicional y plato de cuchara, al que la chef le integra un elemento marítimo para dar un giro inesperado. Es picosita y reconfortante. Perfecta para acompañarla con el coctel de la casa “cascabel”, hecho con mezcal, chile, jamaica y limón amarillo. Otros de los imperdibles son el pulpo a las brasas con chorizo y papas, y el salmón con mole y maíz.

 

Cascabel

 

En este restaurante todos los detalles son sumamente cuidados: desde la vajilla diseñada por la artista mexicana Adriana Díaz, hasta las sillas de madera que asemejan a las tradicionales de Morelos. Para finalizar, llegó a nosotros un brownie de mole y helado de vainilla de Papantla, de sabores caseros que remiten instantáneamente a la infancia. Definitivamente esperamos que se convierta en un nuevo clásico de la Ciudad de MéxicoDónde: Av. Javier Barros Sierra 540, Santa Fe. Dentro de Park Plaza Torre II, Santa Fe. CH. $650 MXN. Teléfono: 5292 6216.

 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México

VER MÁS