Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Ciudades imperdibles de Europa

El Viejo Continente, con más de 10 millones de kilómetros cuadrados de territorio, es más que las clásicas ciudades que resuenan una y otra vez. Recorrerla de norte a sur y de este a oeste, es tentador gracias a las facilidades de transporte y a la multiculturalidad que puedes apreciar en tan solo unos días en sus diferentes pueblos y ciudades. Para que descubras otros horizontes europeos te dejamos aquí cinco ciudades, que también son imperdibles e igual de cautivadoras que las clásicas.

Mónaco

El Principado de Mónaco, situado en frontera con Francia y a orillas del Mar Mediterráneo, es el segundo país más pequeño del mundo, tan solo después del Vaticano. Sin embargo, si lo visitas te sorprenderás con todo lo que puede existir en tan solo dos kilómetros cuadrados de superficie: definitivamente te recomendamos caminar. Visita las colinas del Palacio del Príncipe para disfrutar de bonitas vistas de todo el principado, pasa por la Catedral de San Nicolás, construida en 1252 y es la primera iglesia parroquial del país. No te vayas sin acudir al Casino de Montecarlo, construido por el arquitecto Charles Garnier, quien también creo la Ópera de París.

Lugano, Suiza

La Suiza Italiana es una región en el país más pacífico del mundo, donde la lengua y cultura romance se escuchan y aprecian. Este bello poblado fue parte del Ducado de Milán de 1395 a 1447 y luego en 1512 fue ocupado por suizos. Pasea por sus calles con edificios de estilo lombardo y observa las montañas que rodean a la urbe. Te recomendamos caminar por el Jardín Belvedere, a orillas del lago Ceresio.

Bucarest, Rumania

Se trata de la capital y de la ciudad más poblada Rumania, situada al sureste del país a orillas del río Dambovita. Resulta mística por su arquitectura ecléctica, la cual es una mezcla de estilos neoclásicos, comunistas y modernos. Al recorrerla entenderás porqué los locales la llaman la Pequeña París. Una parada imperdible es el Palacio del Parlamento, construido en 1980, durante la época del régimen comunista.

Bristol, Inglaterra

¿Alguna vez has escuchado hablar del artista urbano Bansky? Pues esta metrópoli de Inglaterra fue el lugar que lo vio nacer. El nombre original de la urbe era “ciudad del puente”, lo que remite a su principal atractivo turístico: el puente colgante de Clifton, construido por 1864 y diseñado por Isambard Kingdom Brunel. Además su Catedral, situada en el parque College Green, ostenta un estilo de tiempos normandos que da un aire misterioso a la ciudad. Mientras paseas pon atención: encontrarás más de una pieza de arte urbano.

Braga, Portugal

Esta urbe histórica es famosa por su arquitectura que combina estilos del románico al barroco. Visita su catedral, es de las más antiguas del país; también dirígete a Bom Jesus do Monte, un santuario con múltiples escaleras barrocas que por su belleza te quitarán el aliento. A pesar de ser de las ciudades más antiguas de Portugal, aquí encontrarás una vibrante y jovial escena por las diversas universidades que atraen a miles de jóvenes.