“¡Decidido, quiero empezar a tomar té! Ahora, ¿cómo elijo la mejor opción?, ¿qué necesito para prepararlo en casa?, ¿cuál es la forma correcta de infundirlo?, ¿cómo puedo maximizar todos sus beneficios en mi organismo…”. Sigamos, querido lector, con nuestra deliciosa guía para iniciarse en el mundo del té. Fotos: Escuela Mexicana de Té. 

Una vez elegida la tipología de té a consumir, lo primero es hacerse de unas buenas hebras. Casas de té, cafeterías y supermercados de especialidad tienen todo tipo de opciones a todos rangos de precio, tanto en hojas sueltas como en sacos. Si compra hojas sueltas, lo más importante será verificar su buen estado; hojas opacas, con polvo, quebradizas o sin homogeneidad en tamaño y forma, generalmente tienden a ser de baja calidad.

Recuerde que en cualquier casa de té es absolutamente correcto solicitar probar un poco del té que se va a comprar previamente. Por el contrario, si va a comprar sacos de té en el supermercado, basta con seguir algunas sugerencias: evite las bolsitas de té cerradas con grapas metálicas; prefiera las presentaciones elaboradas con seda, fibras vegetales o papeles no blanqueados; busque saquitos triangulares o piramidales con buena amplitud y porosidad, que permitan una mejor infusión en taza.

 

Mundo del té

 

 

¿Qué medio de infusión utilizar?

 

El segundo aspecto a considerar es el medio de infusión. ¡Sí!, las hojas sueltas brindan una excepcional expresión en los sentidos, aunque requieren el uso obligatorio de tetera, infusores de acero, mug (taza provista con infusor), gaiwan… Los saquitos de té, por el contrario, permiten preparar la bebida en cualquier taza o contenedor. Más allá de tamaños, formas y precios, lo verdaderamente importante al elegir una tetera es su material de elaboración.

Las arcillas y cerámicas tienden a almacenar aromas y sabores, por lo que deben destinarse única y exclusivamente a la infusión de un tipo específico de té (blanco o verde o negro o oolong o puerh…); el hierro fundido, por el contrario, se oxida fácilmente y requiere cuidados minuciosos para su utilización. Así, la recomendación para iniciarse en el consumo de té es optar por recipientes de vidrio, el material más neutro y fácil de limpiar, que permite infundir todo tipo de hojas y brotes sin restricción.

 

Té

 

 

Tiempos y temperaturas de infusión

 

Para adentrarte más al mundo del té, vayamos ahora a uno de los temas más sensibles para los nuevos consumidores: tiempos y temperaturas de infusión. Más allá de reglas absolutas, es importante seguir algunas recomendaciones para no fallar.

Primero. La proporción ideal es de 1 gramo de té por cada 80 o 90 mililitros de líquido de agua. ¡No se complique!, utilice agua embotellada o del filtro de su casa u oficina. Segundo. Siempre coloque primero las hojas o brotes de té en la taza o tetera, y después vierta el agua caliente, lo que permitirá su correcta hidratación y expresión sensorial. Tercero. Los tés con menor grado de oxidación, como blancos y verdes, requieren agua a menor temperatura y tiempos más cortos de infusión, mientras que los tés oxidados, como negros y puerh, líquido mucho más caliente y más tiempo.

 

Mundo del té

 

En términos simples y genéricos: los tés blancos se comportan bien sobre los 80 °C, por hasta 3 minutos; los verdes sobre 75 °C, por entre dos y dos minutos y medio; los oolong de mediana oxidación sobre 85 °C, por hasta 3 minutos y medio, y los negros y puerh sobre agua a punto de ebullición, por hasta 4 minutos y medio. ¡Recuerde!, el té también puede infundirse en frío, colocando hojas y brotes en agua a temperatura ambiente y dejando reposar en refrigeración por 8 horas.

Concluiremos apuntando a los beneficios que brinda esta milenaria bebida. Contrario a lo que se piensa, el té no es un producto milagroso. Si bien la infusión de Camellia Sinensis reúne innumerables compuestos benéficos (l-teanina, un aminoácido que aumenta las ondas alfa del cerebro y provoca una sensación de relajación; vitaminas B1, B2, C y E; flúor, zinc, magnesio, potasio y otros minerales, así como antioxidantes y compuestos que permiten fortalecer la salud de las células), sus efectos sólo son notables cuando se consume de forma regular y acompañada de una dieta equilibrada. escueladete.mx

 

Si te pediste la primera entrega de esta columna, lee Cómo iniciarte en el mundo del té. Parte I. 

Te podría interesar

Vinos mexicanos para brindar este 14 de febrero

Vinos mexicanos para brindar este 14 de febrero

Si estás preparando una celebración especial para el Día del Amor y la Amistad, el proyecto Soy Vino Mexicano te brinda estas recomendaciones de vinícolas mexicanas para maridar con lo que vayas a preparar. ¡Chécalas!

Más sobre Columna del té