Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Earl Grey… un clásico del té

Té negro y bergamota (fruto cítrico de sabor agrio y fragante cáscara) dan vida a uno de los más grandes clásicos del mundo de la camellia sinensis. También, a uno de los más misteriosos blends de té, cuyo origen aún genera polémica entre fanáticos de la infusión en todo el planeta. Su nombre: Earl GreyFotos: Escuela Mexicana de Té. 

Originalmente elaborado a partir de té negro chino, aromatizado con esencia de bergamota, el Earl Grey se arraigó profundamente en el gusto occidental hace más de 100 años. La infusión, repleta de potentes matices cítricos, incluso ha inspirado otros diseños: Lady Grey, una mezcla de té negro, bergamota y pétalos de acianos; Russian Earl Grey, con cáscaras de cítricos y limoncillo, o el moderno Red Earl Grey, que integra la esencia de bergamota a todo el aroma y sabor del rooibos sudafricano.

Por años, este blend clásico ha sido asociado al aristócrata británico Charles Grey, Primer Ministro del Reino Unido entre 1830 y 1834. Una de las historias populares cuenta que el Conde de Grey recibió la mezcla como un regalo y luego la compartió con amigos y colegas, incluida la reina Victoria.

 

Té Earl Grey

 

El origen del blend

 

Otra versión relata cómo el blend fue creado por accidente, cuando un cargamento de té fue enviado desde China junto con botellas llenas con la esencia del cítrico; se dice que las hojas de camellia absorbieron el aroma de la bergamota durante el viaje. Incluso se cuenta que un amigo del Conde de Grey, de origen chino mandarín, dio vida a la peculiar mezcla para disimular el intenso sabor mineral del agua local.

Sin embargo, la falta de registros históricos hace imposible comprobar la conexión entre Conde y té; no existen registros para verificar que Charles Grey haya viajado a China, además de que es muy improbable que los chinos tuvieran acceso al cítrico, cultivado principalmente en el sur de Italia.

 

Té Earl Grey

 

En 2012, el Oxford English Dictionary hizo un llamamiento público para intentar descubrir los verdaderos orígenes del Earl Grey. Si bien no llegó a conclusiones definitivas, si demostró que a principios del siglo XIX algunos comerciantes de té en Inglaterra comenzaron a utilizar la esencia de bergamota para mejorar la expresión sensorial de tés negros de mediana calidad. De hecho, en 1837, la empresa Brocksop & Co. enfrentó cargos por agregar ocultamente bergamota a tés negros con el propósito de comercializarlos como productos superiores, a un precio más alto.

 

Sabores que enamoran

 

“¿A qué sabe?”. Sí, querido lector, sus aromas y sabores son dominantemente cítricos, aunque no absolutos. Un Earl Grey de calidad superior debe ser capaz de desplegar agradables notas florales, con ligeros destellos de azúcar caramelizada y vegetales dulces cocidos, así como buena frescura, astringencia marcada y destellos de flores blancas en retronasal. Gracias a este perfil sensorial, es un excelente acompañamiento de postres frutales y cremosos, quesos añejos, chocolate oscuro, dulce de leche, miel, galletas y nueces.

 

Té Earl Grey

 

Para infundir. Los puristas recomiendan una proporción ideal de 2 gramos de té por cada 150 a 180 mililitros de agua, a 95 °C, por entre 3 y 5 minutos. Leche, azúcar o limón están sujetos a la experimentación personal. escueladete.mx