Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

Fauna endémica de México

Fauna endémica de México

Cuando visitas algún lugar, es casi seguro que también admires a una gran cantidad de fauna deambulando por ahí. Muchas de esas especies son endémicas, es decir, no se encuentran de forma natural en otra parte del mundo. Aquí te presentamos una selección de cinco grupos diferentes. Si los ves respétalos, pues la mayoría están en peligro de extinción.

Ajolote mexicano

Del náhuatl āxōlōtl “ā” -atl- = agua, “xōlōtl” significa «animal de piel lisa de agua», es un anfibio de la familia Ambystomatidae. Es endémico del valle de México, específicamente de Xochimilco. Se encuentra en peligro de extinción por la contaminación de las aguas en las que vive. Es una especie neoténica, es decir, puede alcanzar la madurez sexual reteniendo sus características larvarias, y al contrario que la mayoría de anfibios no pasa por un proceso de metamorfosis.

Sardinilla yucateca

De cuerpo delgado y comprimido, boca pequeña y aleta caudal marcadamente redondeada, este pez habita en la laguna de mareas del Río Lagartos, al norte de Yucatán. Alcanza los 15 centímetros de largo, siendo las hembras más largas que los machos. Su pesca es incontrolable y como se trata de una especie rara y de poca reproducción, sus poblaciones están en peligro de extinguirse.

Iguana espinosa del Golfo

Es una especie de lagarto de la familia de las iguanas. Su área de distribución se extiende desde el norte de México en el centro del estado de Tamaulipas, y comprende todo el estado de Veracruz, el estado de Oaxaca en el Istmo de Tehuantepec y la parte noroeste del estado de Chiapas. Fue descrita por el naturalista británico George Shaw en 1802. Actualmente, se encuentra registrada como una especie protegida por la legislación mexicana, debido a la destrucción de su hábitat natural y a su comercialización como mascota o al consumo de su carne.

Chara enana

También conocida como urraca enana, es una especie de ave en la familia Corvidae que habita la Sierra Madre Oriental. Su hábitat natural son los bosques montañosos húmedos subtropicales o tropicales. Mide entre 20 a 23 centímetros de largo y pesa unos 41 gramos. El color de su pico y patas son negruzcos, sin embargo, la coloración de su cuerpo varía según su edad. Cuando es joven, su plumaje es azul cenizo, mientras que en la adultez, es azul opaco con una máscara negra. Esta especie también se encuentra amenazada por pérdida de hábitat.

Liebre de Tehuantepec

La liebre de Tehuantepec es endémica de Oaxaca y sólo se encuentra en las sabanas y dunas de hierbas de las orillas de una laguna de agua salada conectado con el Golfo de Tehuantepec. Es un mamífero que se puede distinguir de otras liebres por las dos rayas negras que van de la base de las orejas hasta la nuca y por sus flancos blancos. Es una de las liebres más grandes en México, ya que sólo es superada en tamaño por la liebre antílope.