Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

La versatilidad del café hecha Corajito

A quienes saben que luego de la comida no hay nada más placentero que disfrutar de la sobremesa, esta nueva bebida les robará el corazón. Y es que este elixir artesanal, cuya receta no es más que la mezcla precisa entre café orgánico de Chiapas extraído en frío y licor de naranja con especias, es perfecto para departir con amigos. Ya sea que lo bebas sólo o mezclado, Corajito es una delicia.

Para comprobarlo, nos dimos una vuelta por el hotel Four Seasons de la Ciudad de México. Allí nos encontrarnos con el mixólogo Marco Aurelio Dorantes; quien, decidido a demostrar que el café se puede beber a cualquier hora y en cualquier ocasión, ha creado una colección de tragos con este licor. Nuestra primera parada fue en el restaurante Zanaya, donde probamos algunos de los mejores cócteles de Marco, acompañados de manjares provenientes de la cocina del chef Tonatiuh Cuevas.

Para abrir el apetito, llegó el Corajito Tonic: una refrescante versión del tradicional cóctel, que maridamos con algunas entradas como queso panela fundido y empanadas de pulpo y camarón. Luego, disfrutamos el Corajito Spritz, una fabulosa mezcla de jugo de naranja y limón con vino espumoso, mismo que define el mixólogo como “perfecto para la recepción de una boda”, pues asemeja a una mimosa pero con el toque de intensidad que aporta el café.

Después, mientras saboreábamos un suculento pescado zarandeado, nos presentaron un Negroni Coraje, elaborado con mezcal, Campari y por supuesto, Corajito. Y terminamos nuestra visita en el bar Fifty Mils, donde nos sorprendimos con otras dos formas de beber este licor. La primera, en un coctel caliente acertadamente nombrado Corajito de olla, el cual a base de tequila, licor de Angostura, Corajito y jarabe de canela, promete quitarle el frío a cualquiera. Y el segundo, un Corajito en las rocas, que al servirse «shakeado», adquiere una textura cremosa que encanta al paladar.

Tú también dale un giro a tus cócteles favoritos con la magia de esta bebida, que sin duda recuerda a los soldados cubanos que tomaban “corajillo” durante la guerra hispano-estadounidense, sirviéndose también café con licor. corajito.mx