Mazda tiene la convicción de consentir a sus clientes para que vivan el Zoom Zoom, de la marca. Por eso la empresa creó mazdadrivers.com.mx un sitio donde quienes hayan comprado un automóvil de esta marca japonesa después de agosto 2016, tienen acceso a diversas e increíbles experiencias. Esta es una de ellas, donde diferentes personas dueños de coches Mazda pudieron vivir Taxco, en Guerrero de una manera inigualable. Fotos: Charly Ramos. 

De Cantera y Plata

A menos de diez minutos del hotel boutique donde nos encontramos, De Cantera y Plata, se erige la estación más alta del teleférico de Taxco.

Subimos a las coloridas cabinas de la estructura que nos causa una incomparable mezcla de adrenalina y mesura; desde allí admiramos la verde vista panorámica de la ciudad guerrerense, a 175 metros de altura. Esa sensación aún revolotea en el estómago, como mariposas cautelosas, y se acrecienta cuando nos convertimos en Mazda Drivers.

Taxco

Habíamos llegado a Taxco apenas esa mañana, éramos una caravana de 16 automóviles surcando —por alrededor de dos horas— los caminos sinuosos de la carretera de la Ciudad de México hacia Taxco de Alarcón.

Habíamos hecho solo una parada técnica y obligada para el paladar: la tradicional cecina casera de la Fonda 4 Vientos, ubicada en el kilómetro 107 de la Autopista del Sol, es decir, la México-Acapulco. Sentir el Zoom Zoom detrás del volante y descubrir los misterios de este Pueblo Mágico, poco conocido para el turismo, era nuestro objetivo.

Mazda Drivers

Desde la ventana de los automóviles vemos cómo, con un aire de particular serenidad, Taxco —el “lugar del juego de la pelota”, por su etimología náhuatl— exhibe sus blancas paredes y techos color terracota, con estructuras y calles empinadas y enclavadas en cerros y montañas, que lo convierten en un reto para caminantes y pilotos.

Los senderos empedrados suben aun más, y en pocos minutos nos recibe el hotel boutique Cantera y Plata; su arquitectura colonial ensamblada con detalles vanguardistas en la decoración interior crean un ambiente confortable y de exclusividad, características reforzadas por las nueve elegantes suites con las que cuenta. Sin duda, el lugar más increíble es la terraza, con una amplia alberca y camastros desde donde podemos admirar la espectacular vista panorámica hacia las montañas y el Pueblo Mágico.

Primera parada gastronómica

Allí nos ofrecen nuestra primera parada gastronómica programada: en el restaurante Punto 925 del hotel, dirigido por el chef Jonathan Oviedo, quien desde hace casi dos años ha enfocado su estilo gastronómico en crear platillos contemporáneos con ingredientes de la región.

“Algunos de mis productos favoritos son la cecina y el tamarindo”, dato que nos confirmó con algo de lo que saboreamos: pan casero con mantequilla de tamarindo, suave y ligero en el paladar; y ceviche de cecina taxqueña con pico de gallo, con una gran frescura que se antepuso al cálido clima de Taxco.

Mazda Drivers

Tesoros de las profundidades

Como si hubiéramos dado un salto desde la base del teleférico, ubicada a unos pasos de la Ex Hacienda del Chorrillo, casi instantáneamente nos sumergimos en las entrañas de la tierra para conocer sus secretos.

Debajo del hotel Posada de la Misión se halla un tesoro con 500 años de antigüedad, que fue resguardado de los españoles por nativos tlahuicas y chontales que habitaban en la zona. Es la Mina Prehispánica de Taxco, descubierta accidentalmente hace tres años, cuando se realizaron remodelaciones al hotel.

“Te pedimos permiso Tonantzin Coatlicue para entrar a este lugar natural y salir sanos y salvos de él”, pronunciamos esta frase con gran respeto antes de introducirnos tierra abajo.

El elevador desciende y las escaleras nos permiten caminar mientras las grandes piedras brillantes que almacenan materiales como cuarzos, plata, oro y más metales, nos rodean.

Los estrechos túneles hechos a mano se abren paso mientras recorremos con ojos curiosos la mina. Al girar la cabeza hacia arriba alcanzamos a observar las pequeñas brechas y entradas diseñadas así por nativos para que los mineros pudieran escalar fácilmente hasta la superficie.

Afortunadamente, esta mina ya no es explotada y está protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, pues se encontraron instrumentos y un canasto que datan de tiempos prehispánicas. “Los materiales que se extraían de aquí eran transportados en este recipiente llamado tecopete, que significa lleno de piedra, e intercambiados por artículos como semillas de calabaza para plantar y de algodón para su ropa; maíz, frijoles y guajolotes para comer”, nos explica el guía.

Emergemos a la superficie de esta mina viva —denominada así por la gran cantidad de metales que aún conserva—, con una idea clara sobre el origen de aquellas piezas que nos seducen en las tiendas de joyería, aunque con más intriga sobre el proceso que conlleva realizarlas.

Taller de Plata, Taxco Gro

Manos artesanas

Las tiendas de joyería y artesanías abundan en Taxco, demostrando por qué es conocido como un pueblo platero; nos decidimos a confirmar este calificativo junto a Oscar Figueroa, destacado diseñador taxqueño y ganador de diversos premios, quien nos abrió las puertas de su taller de orfebrería D’Escorcia. Allí, con gran asombro y respeto, observamos el proceso que representa crear aquellas alhajas que nos seducen, desde que las vemos, para portarlas.

Los artesanos comienzan fundiendo la granalla de plata, calentándola a más de 900°C, para después colocarla en diversos moldes, dependiendo del diseño que se desee. A partir de este punto, los procesos pueden variar; algunas piezas son reticuladas, texturizadas o completamente lisas. Es entonces cuando entran en completa acción las manos de los plateros: doblando, cincelando, puliendo o abrillantando la plata para crear colecciones únicas y exclusivas de máximo 12 piezas en serie. Esta demostración de talento y esfuerzo provocó la admiración por parte de los Mazda Drivers:

“Es impresionante el tiempo y dedicación que implica crear estos aretes, pulseras, collares y mancuernillas”. Evidentemente, terminamos comprando alguna pieza para llevarla como recuerdo.

Mazda Drivers

Retomando caminos

Volvimos a tomar el volante, ahora enfilándonos a conocer la nueva atracción de Pilcaya, un municipio aledaño de Taxco. La vegetación comienza a cambiar a un tono ligeramente más seco, y repentinamente observamos las más de 100 hectáreas de agaves que Casa Resiú Nayaá utiliza para sus mezcales. Entonces nos dispusimos a recorrer su territorio para vivir el recorrido a través de éstos —atracción que inauguraron el 1 de septiembre—.

Campos de agave

El camino es tranquilo, por eso resulta sencillo observar los campos colmados de los cuatro tipos de agaves que tienen: espadín, weber, cupreata y criollo, este último es la insignia de la casa. La mezcla de naturaleza es particular, con áreas ligeramente más húmedas por los árboles amate que crecen a lado de un pequeño arroyo.

Paramos y observamos la Curva de la Colmena, denominada así por la cantidad de abejas que existen en ese lugar, las cuales ya generan una mediana producción de miel.

El Sol de este universo se encuentra también al centro, donde una especie de arco de madera muestra el camino que siguen las piñas previamente jimadas hacia los hornos de cocción. El fuerte aroma que provenía de una fresca bóveda, advertía lo que se encontraba dentro: una tahona de piedra para la molienda e imponentes alambiques de cobre que resguardan al deseado mezcal.

Mazda Drivers

Es difícil definir cuál es el lugar más sobresaliente de este sitio, aunque probablemente sea su cava, donde se almacena el producto terminado de cada una de las etiquetas.

Ahí catamos cuatro de éstas: Weber, de sabores parecidos al tequila; Cupreata, de notas a hierba mojada a especias picantes; Joya de la Corona, con agave criollo y recuerdos a pasas y frutos rojos. Y Aromas de Guerrero, hecho de un ensamble de cupreata y weber, el más suave de los cuatro. Partimos de ahí con pruebas contundentes de por qué Guerrero es el segundo productor de mezcal artesanal más importante de México.

Cristo del Cerro de Atachi

Las muy inclinadas calles de Taxco nos despiden resplandecientes, el Cristo del Cerro de Atachi nos ve a lo lejos, mientras nos alejamos en una caravana.

Hemos de confesar que Taxco nos atrapó desde el primer instante: cuando el Templo de Santa Prisca, patrona del pueblo, cobijó con su estilo novohispano y churrigueresco a una de nuestras cenas.

Cuando saboreamos salmón a los cítricos y ensalada de arúgula con sandía, reducción de vinagre balsámico y queso de cabra. De acuerdo con los guías del lugar, este asombroso Monumento Histórico fue construido en tan solo siete años, con la protección de la mencionada virgen, quien de acuerdo a la creencia popular, se apareció el mismo año en que fue iniciada la construcción de la parroquia.

Hacienda San Gabriel de las Palmas

Nuestro último destino de esta experiencia como Mazda Drivers: La Hacienda San Gabriel de las Palmas, en Morelos.

Construida por órdenes de Hernán Cortés, con espacios y estructuras que datan de 1529, está hacienda, además de imponente, resulta un auténtico legado colonial.

Mientras tomamos un refrescante clericot en la cava subterránea, la parte más antigua del lugar, imaginamos claramente a la melaza apilada, que se utilizaba para crear el azúcar que entonces era solamente para la nobleza.

Taxco Gro

Hotel, Museo y Resort & Spa

Al recorrerla confirmamos por qué se ostenta como un Hotel, Museo y Resort & Spa. Las numerosas muestras de arte se encuentran por doquier: pinturas de época, antigüedades prehispánicas, mobiliario antiguo, esculturas e incluso un set de espadas. Sin embargo, las muestras históricas vibran más en sus muros y arquitectura, que vieron a Emiliano Zapata convertirlas en su cuartel general, a Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide planear un complot, y a Porfirio Díaz ejecutar al general Molina.

Ahí, rodeados de una exuberante vegetación, nos hacemos una promesa: recorrer una vez más las entrañas de los Pueblos Mágicos. Eso sí, con algún automóvil como los de Mazda, que pueden superar carreteras sinuosas y caminos casi completamente verticales que provocan que el Zoom Zoom corra por nuestras venas.

taxcocatedral

Información de viaje

Taxco es una ciudad del norte de Guerrero y el centro minero más antiguo del continente. Se encuentra a poco más de 170 kilómetros de la capital del país y tiene un clima cálido y húmedo, con temperatura promedio de 20°C.

Dónde comer

Hotel Agua Escondida Su terraza Bar es ideal para una cena o atardecer romántico, pues tiene como fondo el Templo de Santa Prisca. En Plaza la Borda 4, centro de Taxco. aguaescondida.com

Punto 925 Es el restaurante insignia del hotel boutique De Cantera y Plata, tiene un estilo de cocina contemporánea con sabores mexicanos enmarcados con una impresionante vista hacia Taxco. Abierto para huéspedes y para todo el público. decanterayplata.com

Mazda Drivers

Dónde quedarse

Hotel Boutique de Cantera y Plata Con una ubicación y paisajes privilegiados, este lugar ofrece los mejores detalles contemporáneos y coloniales en decoración y un servicio inmejorable. A solo unos minutos del teleférico de Taxco. Terraza Suite desde $3,800 MXN. decanterayplata.com

Hotel Monte Taxco Perfecto para ir con la familia, por su amplias áreas recreativas y ampliamente conocido por haber sido set de grabación de la película El Chanfle 2, de Chespirito. Ubicado en el Cerro de la Cantera. Suite desde $2,490 MXN. montetaxco.mx

 

Te podría interesar

Más sobre Experiencias

Cocinando con Ocean Spray y el chef Pablo Carrera

Cocinando con Ocean Spray y el chef Pablo Carrera

La importancia de ver a un chef en acción es primordial. Solamente así se puede entender y sentir de manera directa, la pasión que éste y su equipo tienen detrás del fogón; por eso nos embarcamos en esta aventura culinaria maravillosa, y disfrutamos de una clase de cocina con el joven y talentoso chef Pablo Carrera, […]

Suzuki, inspiración urbana

Suzuki, inspiración urbana

Food and Travel | Recorrimos a bordo del nuevo Nano-SUV Ignis de Suzuki, tres colonias de la Ciudad de México, y encontramos nuevos y consolidados Sabores Locales. ¡Chécalos!

VER MÁS