Bebidas mexicanas poco comunes

En México hay una gran diversidad de bebidas alcohólicas que son parte importante de  su cultura gastronómica, pero más allá del pulque, el tequila o la cerveza, en diferentes lugares de nuestro país, se consumen  bebidas no muy comunes para el paladar y no cualquiera se atreve a probarlas, ya sea por el tipo de licor que se utiliza o su forma de preparación. Checa algunas de las más exóticas que son 100 por ciento mexicanas.

Licor de Capulín

Tradicional del Estado de México y de Campeche, es el licor de Capulín, elaborado con un fruto de color rojo oscuro con sabor ácido. Se prepara con aguardiente, destilado de mieles de caña integrales y frutas silvestres como son el jobo, capulín, naranja, maracuyá, litchi y ciruela. Una peculiar bebida muy utilizada para fines medicinal, excelente para curar la gripe.

Raicilla

Raicilla

Una bebida que además de ser exótica también tiene historia y es digna de considerarla en la lista de las mejores, es la raicilla del Estado de Jalisco. Una bebida destilada artesanalmente y preparada a base de agave de lechuguilla silvestre. Esta bebida se comenzó a producir desde el año 1600 y es un licor fuerte y profundo como el tequila. ¡Tienes que comprobarlo!

Agua de lluvia

Agua de lluvia

Por muy raro y excéntrico que suene en la Cuidad de México hay un lugar llamado “Casa del Agua”, que cuenta con un sistema de captación de lluvia el cual convierte el líquido en agua potable. Durante el proceso se utiliza carbón activado para eliminar olor, sabor y color, luego es evaporada y condensada para hacerla más pura. Se puede encontrar el agua natural o de sabores como: hierbabuena, romero, menta y lavanda. También infusiones hechas con esta agua de sabor  frutos rojos o cinco flores.

Charanda

Charanda

Del estado de Michoacán tenemos la Charanda, que es aguardiente incoloro de sabor dulce parecido a la vainilla y su nombre significa “tierra colorada.” Además, se le reconoce como el auténtico ron de México. Las condiciones climáticas del estado de Michoacán han ayudado al incremento de la producción de esta exquisita caña de azúcar.

Sotol

Sotol

Nacido en los desiertos chihuahuenses, al sotol también se le conoce como sereque, el cual se produce a través de una planta agavácea y que su centro ha sido utilizado por los tarahuamaras desde hace cientos de años, para crear un tipo de mezcal de sabor fuerte pero a la vez dulce, muy popular entre sus habitantes, por ello es considerada como la bebida tradicional de Chihuahua.