Peach Melba

 

Toma nota de esta deliciosa receta de peach melba en la que disfrutarás del dulce sabor del durazno al mismo tiempo que aprendes a preparar un nuevo postre.

 

Porciones: 5 porciones

Ingredientes:

Puedes almacenarlo en el congelador para servir al otro día con una compota de grosella y frambuesa. Te recomendamos utilizar frambuesas liofilizadas (disponibles en El Palacio de Hierro, elpalaciodehierro.com).

Para el helado

  • 300 ml de crema para batir
  • 100 g de chocolate blanco, en pedazos pequeños
  • 700 g de duraznos maduros
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 limón, su jugo
  • 2 cdas. de agua
  • 2 cdas. de licor de durazno

 

Para el crujiente de frambuesa

  • 125 g de azúcar glas y 2 cdtas. más
  • 1 cdta. de frambuesas liofilizadas, un poco aplastadas
  • 125 g de frambuesas frescas
  • 6 mitades de duraznos pochados (ver receta)

 

Procedimiento:

  1. Para hacer el helado, calentar la crema para batir en una cacerola pequeña a fuego medio, y cuando comience a burbujear alrededor de los bordes, apagar el fuego y añadir el chocolate en trozos. Revolver bien para fundir y transferir a un recipiente pequeño para enfriar. Reservar.
  2. Cortar una cruz en la base de cada durazno y colocar en un recipiente grande. Verter agua hirviendo, suficiente para cubrir, y dejar actuar por 6 minutos. Colar y poner los duraznos en agua fría. Retirar la piel y cortar en circunferencia; girar las mitades en direcciones opuestas y retirar el hueso. Reservar.
  3. Poner el azúcar, el jugo de limón y el agua en una cacerola a fuego bajo. No revolver y esperar a que el azúcar se disuelva.
  4. Cuando la mezcla sea un jarabe claro, añadirle los duraznos y cocinar a fuego bajo por 9 minutos o hasta que se forme una espuma.
  5. Transferir a un recipiente frío y colocar en un tazón grande con agua fría durante 10 minutos para ayudar a que los duraznos se enfríen rápidamente y no se decoloren.
  6. Poner en una licuadora y moler en 2 tandas hasta obtener un puré. Añadir el licor de durazno y la mezcla de chocolate y crema al puré. Batir en una máquina de helados siguiendo las instrucciones del fabricante, y colocar en un recipiente a prueba de congelación. Cubrir y congelar por lo menos 6 horas.
  7. Para hacer el crujiente de frambuesa, forrar una charola para hornear con papel aluminio. Colocar 125 g del azúcar en una cacerola mediana con 5 cdas. de agua hirviendo y dejar disolver. Llevar a ebullición hasta obtener un caramelo claro. Añadir las frambuesas deshidratadas y revolver para cubrir de manera uniforme. Verter la mezcla sobre la charola para hornear y extender hasta obtener una capa fina. Enfriar completamente y romper en pedazos.
  8. Aplastar las frambuesas frescas y las 2 cdtas. de azúcar glas con un tenedor. Reservar.
  9. Si el helado está demasiado firme, colocar en el refrigerador durante 10 minutos o hasta que una cuchara se hunda fácilmente.
  10. Servir con medio durazno pochado al lado, 1 cda. de mezcla de frambuesas frescas trituradas y unos trozos de crujiente de frambuesa.

 

Maridaje Food and Travel:

Ginebra inglesa, seca y muy aromática, infusionada con frutos rojos, cardamomo y pimienta rosa.

Sugerencia: Brockmans, Intensely smooth gi

LEE nuestra
revista digital

Octubre - Noviembre 2023
Octubre - Noviembre 2023

FOOD AND TRAVEL PLAY

Te podría interesar

Aguachile negro de camarón con el chef Alejandro Daboub

Aguachile negro de camarón con el chef Alejandro Daboub

Con notas ácidas y dulces, esta versión de aguachile refrescará tu paladar gracias a sus ingredientes tropicales y fáciles de conseguir. El chef de Parallel 20° de Kimpton Aluna Tulum, nos compartió sus secretos y aquí te los decimos.

Más sobre