Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Pekín, hogar de joyas históricas

Pekín, hogar de joyas históricas

La capital de China lo tiene todo, desde rascacielos hasta la Ciudad Prohibida y la Gran Muralla, sin olvidar su cocina tradicional, dice Imogen Lepere.

Fotos: Mark Parren Taylor; China National Tourist Office.

¿Por qué ir a Pekín?

Vasta, ajetreada y estimulante, Pekín es una ciudad donde siempre se descubre algo nuevo. La cultura es fascinante; la gente, alegre, y la arquitectura, variada. Están los rascacielos brillantes del distrito central de negocios con su icónica torre CCTV; el arcoíris de luces neón que rodean el lago Houhai y los sinuosos hutongs (callejones) del centro —el más estrecho de ellos (Qianshi Hutong) mide solo 40 centímetros de ancho—.

Construidas durante la dinastía Yuan (1271-1368), en estas calles encontrarás el verdadero Pekín. Aquí, las viejas costumbres se resguardan celosamente. Los locales aún apuestan en luchas de grillos y a menudo guardan estos insectos bajo su ropa para escuchar su canto durante el día.

 

¿Qué hacer en Pekín?

Ha sido el epicentro de la escena política y cultural de China desde la dinastía Ming, y dos de los sitios más famosos del país están en la ciudad. La Gran Muralla es algo que hay que ver para creer.

Construida en la cima de una cordillera, las piedras que la componen están unidas con una mezcla hecha a base de arroz, y se extiende a lo largo de 8,850 kilómetros. Concubinas, asesinos y emperadores: la Ciudad Prohibida ha visto de todo.

Palacio de Verano

Los 980 edificios que componen este magnífico complejo palaciego fueron construidos sin usar un solo clavo y custodiados por enormes paredes durante 500 años. Menos famoso, aunque no menos asombroso, es el Palacio de Verano del distrito de Haidian. Este lugar de ocio para la realeza se extiende a lo largo de 300 hectáreas y posee tres mil estructuras hechas por el hombre, incluyendo templos, puentes y pabellones, y es conocido con nombres como “el País de las Maravillas’’.

Sin embargo, recorrer los hutongs es el mayor placer de estar en Pekín. Los de la zona de Zhong-Gulou son particulares, pues no han cambiado casi nada desde el siglo XIII, mientras que Wudaoying Hutong es el epicentro de la escena cafetera. Visita Metal Hands y LG’s Café para beber un café de sabor intenso y mezclarte con los locales.

¿Dónde quedarse en Pekín?

Ubicado en un rascacielos reluciente en el corazón del distrito central de negocios, Rosewood Beijing (rosewoodhotels.com) es el epítome del lujo en la ciudad.

Sus interiores están inspirados en la icónica novela china Sueño en el pabellón rojo y tienen mucho carácter local, mientras que sus restaurantes Country Kitchen y House of Dynasties son excelentes.

Si tener vistas a algunos de los hutongs más peculiares de Pekín te suena atractivo, elige The Emperor (en.theemperor.com.cn), una gran opción calidad-precio con una piscina en la azotea.

Aunque pronunciar su nombre puede resultar complicado, el hotel Lv Garden Huanghuali Art Gallery (lv-garden.com) y su colección de artefactos de las dinastías Qing y Ming son imperdibles. Este hotel boutique se encuentra bien situado para salir a visitar la Gran Muralla.

 

¿Dónde comer y beber?

Como la mayoría de las cosas en Pekín, la comida está llena de historia y es diferente a la que encontrarás en otras partes de China. Dirígete a Siji Minfu, ubicado en el segundo callejón de Langfang, para comer pato pekinés. Su piel crujiente se sirve sumergida en azúcar y con pasta de frijol dulce tradicional. Otra buena opción es Man Fu Lou, en la calle Di’anmen. Prueba el hotpot, un plato que está arraigado a la cultura local. Se trata de una olla de caldo que hierve en tu mesa, en el cual tú mismo puedes cocinar tiras de carne, fideos, hongos y huevos de codorniz. Zhajiang Noodle King, en el antiguo Pekín, se especializa en zha jiang mian, una ensalada de fideos con pasta a base de frijol y carne de cerdo.

¿Se te acaba el tiempo? Reserva unas horas para visitar el Templo de Yonghe (yonghegong.cn), una amplia red de edificios del siglo XVII cuyos patios están perfumados con incienso.

Tip de viaje Contrata los servicios de un guía (tourguides.viator.com) para ayudarte a entender el simbolismo arquitectónico en los hutongs. El color de un techo y el número de columnas revelan fascinantes datos sobre el pasado de cada edificio.

 

Información de viaje

La moneda es el yuan renminbi (1 CNY = 2.85 MXN) y el huso horario es GMT + 7. La mejor época para viajar es durante la primavera, entre los meses de abril y mayo, para disfrutar del clima templado, así como cuando la temporada de lluvia ha terminado y las temperaturas oscilan entre 15 °C y 25 °C.

Cómo llegar

Air Canada (aircanada.com) vuela desde la Ciudad de México a Pekín, vía Toronto. Viaje redondo desde $940 USD.

Recursos

China National Tourist Office (cnto.org) es el sitio web de turismo en China y ofrece consejos útiles e inspiración para planear tu viaje.

Más información

Please Don’t Call Me Human de Wang Shuo ($25 USD, amazon.com) plasma una historia satírica sobre la vida en el Pekín moderno.