Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

La hora del brunch: ¿qué es y con qué se come?

Seguramente alguna vez te has preguntado qué significa ir a brunchear o ir a un brunch. Para que no te tomen desprevenido, te decimos todo lo referente a esta  tendencia gastronómica, que va en aumento en varias partes del mundo.

Mesa de brunchViene de las palabras anglosajonas desayuno-  breakfast  y almuerzo –lunch.
Hay varias versiones sobre su origen, aunque todas coinciden en establecerlo en el siglo XIX. La primera referencia escrita data de 1895, cuando el periodista Guy Beringer lo dio a conocer en el semanario Hunter’s Weekly, describiéndolo como una combinación de desayuno y comida, que algunas familias de la alta sociedad tomaban tras volver de su jornada de caza dominical.

Un año después ya había menciones del brunch  en Nueva York, donde ya se había puesto de moda y para ser “cool” había que practicar el brunch el fin de semana. Como ejemplo está una cita del semanario  “Punch”, publicada en 1896 acerca del brunch: “To be fashionable nowadays, we must brunch” (“Para estar a la moda hoy en día, uno debe brunchear”). Aunque la realidad era que más que para ser “cool”, se hacía para compensar los excesos gastronómicos y etílicos del fin de semana.

En los años 30 del siglo XX, las estrellas de cine que recorrían Estados Unidos en tren, tenían como hábito parar los sábados en Chicago para hacer un desayuno tardío. Esa costumbre se extendió al resto del país, y los domingos, ya después de la Segunda Guerra Mundial, cuando muchas mujeres se habían incorporado al mercado laboral, la costumbre se popularizó como momento de reunión  y descanso familiar.

De cualquier manera es ya una costumbre extendida por todo el mundo, adaptándose a las peculiaridades de cada país.

Pancakes¿En qué consiste  el brunch?

Se basa en hacer una comida antes de la hora normal del almuerzo o bien un desayuno tardío, preferentemente el domingo.Se realiza  entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde.

¿Qué incluye un brunch?

Bebidas: Jugos naturales, infusiones, café, leche y agua. Para los mayores, y como se estila en los brunch clásicos, un cóctel; los más habituales son el bloody mary (vodka, jugo de jitomate, limón, salsas worcestershire y tabasco) y la mimosa (licor grand marnier, jugo de naranja y cava).

Pan: De barra, tostado, bisquets, integral, baguette, hot cakes y pan francés.

Para untar: Miel, mantequilla y mermeladas naturales de sabores variados.

Bloody MaryFruta fresca: Manzanas, fresas, peras, melones (fruta de temporada)

Ensaladas: Distintos tipos de ensaladas y verduras frescas.

Quesos y embutidos: Quesos variados, salchichas, jamón y salmón fresco.

Carnes: asadas  o alguna pieza de carne horneada.

Aves, Mariscos, Sopas, Pizzas 

Algo que no puede faltar en ningún brunch tradicional son los huevos benedictinos: pochados y servidos sobre pan tostado con tocino y salsa holandesa.

El brunch generalmente está montado en forma de buffet, para que las personas se sirvan al gusto.